KIEV, Ucrania (AP) — Ucrania anunció el jueves un intercambio de reos de alto perfil que fue la culminación de meses de esfuerzos para liberar a muchos de los combatientes ucranianos que defendieron una planta siderúrgica en Mariúpol durante un largo asedio ruso. A cambio, Kiev entregó a un aliado del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Volodymr Zelenskyy dijo que su gobierno consiguió la libertad de 215 ciudadanos ucranianos y extranjeros con ayuda de los esfuerzos de mediación turcos y saudíes. Muchos eran soldados y oficiales que se enfrentaban a la pena de muerte en el territorio ocupado por las tropas de Moscú, agregó el presidente de Ucrania.

Las autoridades rusas no confirmaron de inmediato la operación ni comentaron el que parece ser el mayor intercambio de prisioneros en los casi siete meses que dura la guerra.

Del total, se intercambió a 200 ucranianos por un solo hombre: el líder de la oposición prorrusa Viktor Medvedchuk, que es ucraniano. El oligarca, de 68 años, escapó de su arresto domiciliario en Ucrania pocos días antes del inicio de la invasión de las tropas del Kremlin el 24 de febrero. Enfrentaba una condena de cadena perpetua por cargos de traición y colaboración con una organización terrorista por mediar en la compra de carbón para la república separatista de Donetsk, una región del este de Ucrania que cuenta con el respaldo de Moscú.

ARCHIVO – Oksana Marchenko, esposa del oligarca ucraniano Viktor Medvedchuk, exlíder de un partido de oposición prorruso, usa una máscara facial para protegerse contra la infección por coronavirus mientras habla con los medios, sentada frente a una pantalla grande con fotos de su esposo. Viktor Medvedchuk esposado después de ser detenido, en Moscú, Rusia, el 15 de abril de 2022. (Foto AP/Alexander Zemlianichenko, Archivo)

Se cree que Putin es el padrino de la hija menor de Medvedchuk. Su arresto provocó un acalorado intercambio entre funcionarios de Moscú y Kiev. Medvedchuk es el jefe del consejo político del partido prorruso ucraniano Plataforma por la Vida, el mayor grupo opositor en el parlamento de Kiev. El gobierno ha suspendido la actividad de la formación.

“No es una pena entregar a Medvedchuk a cambio de verdaderos combatientes”, apuntó Zelenskyy en su discurso nocturno en video. “Ha superado todas las acciones de investigación contempladas por la ley. Ucrania ha recibido de él todo lo necesario para establecer la verdad en el marco del proceso penal”.

En otro canje, Ucrania logró la liberación de cinco comandantes que dirigieron la defensa de la planta de acero Azovstal de Mariúpol a cambio de 55 prisioneros rusos que tenía retenidos, agregó el mandatario.

En esta foto proporcionada por la Oficina de Prensa del Servicio de Seguridad de Ucrania, soldados ucranianos liberados en un intercambio de prisioneros entre Rusia y Ucrania sostienen la bandera ucraniana cerca de Chernihiv, Ucrania, el miércoles 21 de septiembre de 2022. (Oficina de Prensa del Servicio de Seguridad de Ucrania vía PA)

Más de 2,000 defensores, muchos de ellos pertenecientes al Regimiento Azov, salieron de entre los restos retorcidos de la planta de Azovstal hacia el cautiverio ruso a mediados de mayo, acabando así con un asedio de casi tres meses en la ciudad portuaria de Mariúpol.

Zelenskyy dijo que los cinco líderes, entre los que estaban los comandantes del Regimiento Denys Prokopenko y Svyatoslav Palamar, están en Turquía, donde se quedarán como parte del acuerdo “en total seguridad” hasta el final de la guerra, bajo la protección del presidente del país, Recep Tayyip Erdogan.

El complejo intercambio de prisioneros incluyó también la liberación de 10 extranjeros, entre los que había cinco ciudadanos británicos y dos veteranos del ejército estadounidense, que combatieron del lado de las tropas de Kiev. Fueron liberados por las fuerzas separatistas, respaldadas por Rusia, en una operación mediada por Arabia Saudí, según funcionarios de Washington y Riad.

En esta foto proporcionada por la Oficina de Prensa del Ministerio del Interior de Ucrania, el oficial de Azov Sviatoslav Palamar, centro, quien fue liberado en un intercambio de prisioneros entre Rusia y Ucrania, habla por teléfono en Ankara, Turquía, el miércoles 21 de septiembre de 2022. ( Oficina de Prensa del Ministerio del Interior de Ucrania vía AP)

António Guterres aplaudió los canjes, que calificó como importantes, pero agregó que “queda mucho por hacer para aliviar el sufrimiento causado por la guerra en Ucrania”, afirmó su vocero. El secretario general de Naciones Unidas reiteró la necesidad de respetar el derecho internacional sobre el trato a los prisioneros y de seguir respaldando futuros intercambios, añadió el portavoz, Stephane Dujarric.