(AP) — En las redes sociales, el “Fantasma de Kiev” era un héroe militar, un piloto de combate tan aclamado por supuestamente derribar varios aviones rusos.

Las historias comenzaron apenas unos días después de la guerra y circularon durante meses, respaldados por relatos oficiales ucranianos.

Pero el sábado, las autoridades ucranianas admitieron que el legendario piloto era un mito.

La Fuerza Aérea del país escribió en Twitter que el “Fantasma de Kiev” “encarna el espíritu colectivo de los pilotos altamente calificados de la Brigada de Aviación Táctica que defienden con éxito la región”.