MOGADISCIO, Somalia (AP) — La cifra de muertos por los atentados con dos coches bomba en la capital de Somalia aumentó a 120 y podría aumentar porque algunas personas continúan desaparecidas, informó el ministro de Salud del país el lunes.

Ali Haji señaló que más de 320 personas resultaron heridas en las explosiones del mediodía del sábado en un concurrido cruce de Mogadiscio y más de 150 de ellos aún reciben tratamiento en hospitales.

Fue el ataque más mortífero en Somalia desde que un camión bomba en el mismo lugar mató a más de 500 personas hace cinco años. Se desconoce cómo los vehículos cargados con explosivos lograron atravesar nuevamente una ciudad llena de puestos de control y en constante alerta por posibles ataques.

El afiliado de al-Qaeda, al-Shabab, se atribuyó la responsabilidad de los atentados e indicó que tuvo como blanco el Ministerio de Educación, al que acusó de alejar a los jóvenes del Islam.

El gobierno de Somalia bajo el presidente recientemente electo Hassan Sheikh Mohamud ha lanzado una nueva ofensiva contra al-Shabab, incluyendo esfuerzos para cerrar su red financiera. El gobierno ha reiterado que la lucha continuará.