Tampa, Fla. (WFLA) — La agencia de inteligencia de Ucrania dijo el sábado que dos soldados rusos murieron y casi 30 más fueron colocados en cuidados intensivos luego de ser envenenados por civiles ucranianos, según reportó The Hill.

La unidad de inteligencia del Ministerio de Defensa dijo en una publicación de Facebook el sábado que los civiles en Kharkiv hornearon pasteles con veneno para las tropas de la 3ra División de Fusileros Motorizados de Rusia. Dos soldados rusos murieron como resultado de ingerir la comida y otros 28 fueron trasladados a cuidados intensivos, dijo la agencia.

La condición de los soldados hospitalizados sigue sin estar clara.

“Los ucranianos están resistiendo a los ocupantes por todos los medios disponibles”, dijo la agencia.

La agencia también afirmó que alrededor de 500 soldados más están en el hospital sufriendo una fuerte intoxicación por alcohol “de origen desconocido”, y que el comando ruso está descartando estos casos como “pérdidas que no son de combate”.

Los envenenamientos informados se producen después de que funcionarios ucranianos dijeron que los civiles fueron ejecutados y enterrados en fosas comunes en Bucha, dijeron las autoridades.

Los informes sobre las bajas rusas en Ucrania varían ampliamente, con Rusia informando unas 1,400 muertes, mientras que la inteligencia occidental dice que las pérdidas podrían superar los 10,000 soldados.

En la región de Bucha a las afueras de la capital ucraniana, las autoridades ucranianas han reportado el hallazgo de al menos 410 civiles muertos tras la retirada de tropas rusas la semana pasada. Muchos de los cadáveres tenían las manos atadas, heridas de disparos a quemarropa y signos de tortura. Líderes internacionales han condenado los supuestos crímenes y pedido sanciones más duras contra Moscú.