MOSCÚ (AP) — Buques de guerra rusos zarparon el lunes para participar en ejercicios navales conjuntos con China, un entrenamiento que muestra los lazos de defensa cada vez más estrechos entre ambos países, que enfrentan tensiones con Estados Unidos.

El Ministerio de Defensa ruso informó que el crucero de misiles Varyag, el destructor Marshal Shaposhnikov y dos corbetas de la Flota del Pacífico de Rusia participarán en las maniobras en el Mar de China Oriental a partir del miércoles.

El Ministerio detalló que la Armada china planea desplegar varios buques de guerra diseñados para superficie y un submarino para el ejercicio. Aeronaves rusas y chinas también participarán en los simulacros, según el Ministerio.

Moscú y Beijing han exhibido una creciente cooperación militar en meses recientes.

En noviembre, los bombarderos Tu-95 de la fuerza aérea rusa y los bombarderos chinos H-6K realizaron tareas de patrullajes conjuntas sobre el Mar de Japón y el Mar de China Oriental. Como parte de los ejercicios, bombarderos rusos aterrizaron en China por primera vez y bombarderos chinos volaron a una base aérea en Rusia.

En septiembre, China envió más de 2,000 soldados y más de 300 vehículos militares, 21 aviones de combate y tres buques de guerra para un extenso ejercicio conjunto con Rusia. Las maniobras representaron la primera vez que China envió fuerzas de tres ramas de su ejército para participar en un simulacro ruso, en lo que fue catalogado como una muestra de la profunda confianza mutua que existe entre China y Rusia.

La cooperación en materia de defensa entre Moscú y Pekín se ha fortalecido desde que el presidente ruso Vladimir Putin envió sus tropas a Ucrania el 24 de febrero.

China, que ha declarado una amistad “ilimitada” con Rusia, se ha negado a criticar las acciones de Moscú, culpando a Estados Unidos y la OTAN por provocar al Kremlin, y ha arremetido contra las sanciones impuestas a Rusia.

Rusia, a cambio, ha respaldado firmemente a China entre tensiones con Estados Unidos sobre Taiwán.