MOSCÚ — Rusia anunció el martes la expulsión de dos diplomáticos finlandeses y su salida de una organización multinacional enfocada en el Mar Báltico, mientras crecen las tensiones por las intenciones de Finlandia y Suecia de unirse a la OTAN.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que la expulsión de los dos diplomáticos finlandeses era en respuesta a la expulsión de Finlandia de dos rusos el mes pasado.

También dijo que al embajador finlandés se le leyó una protesta contra el “curso de confrontación de Finlandia en relación con Rusia”, incluido el papel del país en las sanciones internacionales contra Rusia y el suministro de armas a Ucrania. La declaración no mencionó a la OTAN.

Además, Rusia dijo que dejaría el Consejo de los Estados del Mar Báltico (CBSS), una agrupación de 11 naciones donde Finlandia y Suecia son miembros destacados, y la Conferencia Parlamentaria del Mar Báltico, una agrupación de legisladores nacionales.

Moscú dice que los países miembros de la Unión Europea y la OTAN buscaban utilizar el CBSS como “un instrumento de política antirrusa”. En marzo, los países miembros del CBSS suspendieron la participación de Rusia.