(NEXSTAR) – Un “agujero coronal” en la atmósfera del sol podría desencadenar una tormenta geomagnética, cuyos efectos se pueden sentir en la Tierra el miércoles, según el Centro de Predicción del Clima Espacial.

En una imagen del sol compartida con Nexstar, la perturbación en la superficie del sol es visible en el cuadrante inferior derecho. Hay otro punto más definido en el lado izquierdo del sol.

Una imagen compartida con Nexstar muestra el agujero coronal en el sol el 3 de agosto de 2022. (Foto: GOES-16 vía Space Weather Prediction Center, NOAA)

Estos agujeros coronales “aparecen oscuros porque son regiones más frías y menos densas que el plasma circundante y son regiones de campos magnéticos unipolares abiertos”, explica la NOAA . “Esta estructura abierta de línea de campo magnético permite que el viento solar escape más fácilmente al espacio, lo que da como resultado corrientes de viento solar relativamente rápidas”.

Si bien algunos titulares hacen que la ocurrencia suene como un agujero en el sol que induce al fin del mundo, Rob Steenburgh de la oficina de Pronóstico del Clima Espacial de la NOAA le dijo a Nexstar: “Suceden todo el tiempo y no son motivo de alarma”.

Este tipo de perturbación puede provocar tormentas geomagnéticas leves o incluso moderadas, dijo Steenburgh. Una tormenta geomagnética menor puede causar fluctuaciones débiles en la red eléctrica, afectar las operaciones de los satélites en las naves espaciales y hacer visibles las auroras en el cielo en latitudes altas, como en partes de Michigan y Maine.

Las fuertes tormentas geomagnéticas pueden causar apagones, problemas de radio y problemas con la navegación por satélite, pero eso no se parece en nada a lo que esperamos ver el miércoles.

No hay alertas activas relacionadas con el clima espacial.