NACIONES UNIDAS – La ONU informó que su oficina humanitaria movilizará a un experimentado equipo conformado por personas de distintas partes del mundo para coordinar la compleja evacuación de civiles de la planta siderúrgica sitiada en la ciudad ucraniana de Mariúpol, junto con el Comité Internacional de la Cruz Roja.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y el presidente ruso, Vladimir Putin, acordaron en principio que la ONU y el CICR participen en la evacuación de civiles de la planta durante una reunión de dos horas de duración el martes.

La enorme metalúrgica de Azovstal, que ha quedado prácticamente destruida por los ataques rusos, es el último reducto de resistencia ucraniana organizada en Mariúpol. Se calcula que unos 2,000 soldados y 1,000 civiles se han refugiado en búnkers bajo la estructura.

El portavoz adjunto de la ONU Farhan Haq comentó a los reporteros el miércoles que la ONU está tratando de convertir el acuerdo en principio de Guterres y Putin “en un acuerdo en detalle y en un acuerdo sobre el terreno”.

“Y finalmente, lo que queremos es garantizar que se respete un cese del fuego que nos permitiría mover a las personas de manera segura”, añadió.

Satellite image Mariupol, Ukraine locates the Azovstal Iron and Steel Works and port. Capturing the city would allow Moscow to establish a land corridor to Ukraine’s Crimean Peninsula that Russia annexed in 2014 and deprive Ukraine of a major port and prized industrial assets.

Haq dijo que los funcionarios de la ONU estaban sosteniendo discusiones el miércoles con funcionarios de Moscú y Kiev para “desarrollar el marco operativo para la evacuación oportuna de los civiles”.

Señaló que el momento exacto depende del resultado de las discusiones entre la oficina humanitaria de la ONU y el Ministerio de Defensa de Rusia, así como entre el coordinador de crisis de la ONU para Ucrania, Amin Awad, y las autoridades de Kiev, donde Guterres se reunirá el jueves con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy.