Los perros pueden desarrollar ADHD como los humanos

Mundo

(Getty Images)

HELSINKI, Finlandia ( StudyFinds ) — El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD por sus siglas en inglés) no es algo que solo afecte a las personas; también puede ser un problema entre nuestras mascotas. Un nuevo estudio revela que los perros también pueden desarrollar una condición de comportamiento que se asemeja al ADHD en los humanos. Un equipo de la Universidad de Helsinki agrega que el género, la edad, la raza del perro e incluso la atención que les presta su dueño influye en si desarrollan esta afección.

“Nuestros hallazgos pueden ayudar a identificar, comprender y tratar mejor la hiperactividad canina, la impulsividad y la falta de atención. Además, indicaron similitud con el ADHD humano, consolidando el papel de los perros en la investigación relacionada con el ADHD”, dice el profesor Hannes Lohi, jefe de un grupo de investigación de genes caninos en Helsinki, en un comunicado de la universidad.

“Los perros comparten muchas similitudes con los humanos, incluidos los rasgos fisiológicos y el mismo entorno. Además, el comportamiento similar al ADHD ocurre naturalmente en los perros. Esto convierte a los perros en un modelo interesante para investigar el ADHD en humanos”, agrega la investigadora doctoral Sini Sulkama.

Los perros que pasan solos en casa más a menudo tienen más riesgo

El equipo del profesor Lohi examinó a más de 11.000 perros durante su extensa encuesta de comportamiento. Los investigadores utilizaron preguntas y medidas que los científicos utilizan a menudo durante la investigación del ADHD en humanos. Los resultados muestran que los cachorros y los perros machos son más propensos a comportamientos similares al ADHD. Sin embargo, el comportamiento de un propietario también puede influir en esto, ya que los perros que no reciben suficiente atención, se quedan solos en casa la mayor parte del tiempo o no hacen suficiente ejercicio muestran más cambios de comportamiento.

“Descubrimos que la hiperactividad, la impulsividad y la falta de atención eran más comunes en perros jóvenes y machos. Las observaciones correspondientes relacionadas con la edad y el género en relación con el ADHD también se han realizado en humanos”, informa la Dra. Jenni Puurunen.

“Como animales sociales, los perros pueden frustrarse y estresarse cuando están solos, lo que puede manifestarse en forma de hiperactividad, impulsividad y falta de atención. Puede ser que los perros que pasan más tiempo en soledad también reciban menos ejercicio y atención de sus dueños”, dice Sulkama.

Además de cómo el dueño de un perro cuida a su mascota, el estudio también encuentra que la experiencia previa de una persona con perros también juega un papel. El equipo descubrió un vínculo entre la hiperactividad y la impulsividad y las elecciones anteriores del dueño en los perros.

“La gente puede elegir como su primer perro a un individuo menos activo que se corresponda mejor con la idea de un perro mascota, mientras que se pueden elegir perros más activos y desafiantes después de adquirir más experiencia con los perros”, explica Sulkama.

Los perros también pueden desarrollar un trastorno obsesivo compulsivo

Los autores del estudio encuentran que ciertas razas tienen más probabilidades de mostrar características similares al ADHD. Gran parte de esto se debe a sus genes y a los rasgos que muchas de estas razas han sido criados para mostrar durante muchas generaciones.

“La hiperactividad y la impulsividad, por un lado, y la buena concentración, por el otro, son comunes en razas criadas para el trabajo, como el pastor alemán y el border collie. Por el contrario, una disposición más tranquila se considera un beneficio en razas que son populares como mascotas o perros de exhibición, como el chihuahua, el collie de pelo largo y el caniche, lo que los convierte en compañeros más fáciles en la vida cotidiana. Por otra parte, la capacidad de concentración no se ha considerado un rasgo tan importante en estas razas como en las razas de trabajo, por lo que la falta de atención puede ser más común entre los perros de compañía”, dice el profesor Lohi.

Desafortunadamente, al igual que los humanos, el estudio encuentra que las personas con ADHD a menudo desarrollan otras afecciones, como el trastorno obsesivo compulsivo (TOC). En los perros, esto se presenta en comportamientos como perseguir la cola, lamer continuamente las superficies o a sí mismos, o mirar “nada”.

“Los hallazgos sugieren que las mismas regiones cerebrales y vías neurobiológicas regulan la actividad, la impulsividad y la concentración tanto en humanos como en perros. Esto refuerza la promesa de que los perros se muestran como una especie modelo en el estudio del ADHD. En otras palabras, los resultados pueden facilitar la identificación y el tratamiento de la impulsividad y la falta de atención caninas, así como promover la investigación del ADHD”, concluye Sulkama.

Los hallazgos aparecen en la revista Translational Psychiatry .

Copyright 2021 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.