MADRID (AP) — Francisco Seoane y sus compañeros de viaje se asustaron cuando su tren se detuvo en el campo español y miraron por la ventana: los incendios forestales los estaban invadiendo desde ambos lados de la vía.

“Fue realmente aterrador ver lo rápido que se propagó el fuego. En un abrir y cerrar de ojos, un nuevo arbusto comenzó a arder. Fue cuestión de segundos”, dijo el español a The Associated Press el lunes.

“De repente se hizo de noche”, agregó. “E incluso podíamos oler el humo” dentro del vagón.

El video de la parada no programada y desconcertante muestra a una docena de pasajeros en el vagón de Seoane alarmados mientras miran por las ventanas.

Las llamas lamían la vegetación y el humo oscurecía los cielos azules cuando el tren se detuvo el lunes por la mañana en la provincia de Zamora, donde las llamas han calcinado grandes áreas de bosques en los últimos días. Esa provincia ha registrado dos muertes por incendios forestales en los últimos dos días: un pastor de 69 años y un bombero de 62 años atrapados en las llamas.

Sin anuncios de pasajeros en el sistema de megafonía del tren, Seoane dijo que los pasajeros se agitaron y comenzaron a pararse en el pasillo.

Una portavoz de Adif dijo a The AP que los pasajeros nunca estuvieron en peligro.

Más de 30 incendios forestales en toda España han obligado a la evacuación de miles de personas y ennegrecido unas 22.000 hectáreas (54.300 acres) durante la última semana.