Tampa, Fla. (WFLA) — El restaurante de comida rápida KFC se ha visto obligado a sustituir la lechuga de sus hamburguesas y wraps por repollo, por la escasez de muchas frutas y vegetales en Australia, según un reporte de la BBC.

La empresa ha comunicado a sus clientes que está utilizando una mezcla de lechuga y repollo luego de que inundaciones destruyeran huertos de lechuga.

“Debido a las indundaciones en NSW (Nueva Gales del Sur) y QLD (Queensland), actualmente estamos experimentando una escasez de lechuga. Por lo tanto, estamos usando una mezcla de lechuga y repollo en los productos que contienen lechuga, hasta nuevo aviso”, dijo KFC Australia en su sitio web.

Estas inundaciones han creado que los precios de la lechuga se disparen casi el triple de su precio regular. Una cabeza de lechuga iceberg cuesta $11.99, según un reporte de The Guardian.

No es la primera vez que la empresa se ve afectada este año por escasez de alimentos, continuó reportando la BBC.

En enero, KFC Australia tuvo que modificar su menú por la falta del ingrediente clave en su menú: pollo.

Eso fue causado por una escasez de empleados en el proveedor de pollo más grande Australia, Ingham’s, por la rápida propagación de la variante ómicron en el este de Australia, a finales del 2021.

Así como otros países en el mundo, Australia no ha sido la excepción en experimentar escasez de alimentos causada por la guerra en Ucrania y la pandemia.