DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Un funcionario del gobierno iraní negó el lunes que Teherán estuviera involucrado en el ataque contra el autor Salman Rushdie, aunque justificó el apuñalamiento en declaraciones que representaron los primeros comentarios públicos de la República Islámica sobre el ataque.

Los comentarios de Nasser Kanaani, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, se produjeron más de dos días después del ataque a Rushdie en Nueva York . Al escritor ahora le quitaron el ventilador y está “en camino a la recuperación”, según su agente.

Sin embargo, Irán ha negado haber llevado a cabo otras operaciones en el extranjero contra disidentes en los años transcurridos desde la Revolución Islámica de 1979 en el país, a pesar de que los fiscales y los gobiernos occidentales atribuyen tales ataques a Teherán. Y aunque Irán no se ha centrado en el escritor en los últimos años, sigue en pie una fatwa de hace décadas que exige que lo maten .

“Con respecto al ataque contra Salman Rushdie en Estados Unidos, no consideramos que nadie merezca reproche, culpa o incluso condena, excepto el propio (Rushdie) y sus seguidores”, dijo Kanaani.

“En este sentido, nadie puede culpar a la República Islámica de Irán”, agregó. “Creemos que los insultos realizados y el apoyo que recibió fue un insulto contra los seguidores de todas las religiones”.

Rushdie, de 75 años, fue apuñalado el viernes mientras asistía a un evento en el oeste de Nueva York. Sufrió daños en el hígado y nervios cortados en un brazo y un ojo, dijo su agente Andrew Wylie. Rushdie probablemente perdería el ojo lesionado.

Su agresor, Hadi Matar, de 24 años, se declaró inocente de los cargos derivados del ataque a través de su abogado.

Hadi Matar, de 24 años, centro, escucha a su abogado defensor público Nathaniel Barone, a la izquierda, se dirige al juez mientras es procesado en el juzgado del condado de Chautauqua en Mayville, Nueva York, el sábado 13 de agosto de 2022. Matar, acusado de llevar a cabo un apuñalamiento contra el autor de “Satanic Verses” Salman Rushdie, se declaró inocente de los cargos de intento de asesinato y agresión. (Foto AP/Gene J. Puskar)

Rushdie ha enfrentado amenazas de muerte durante más de 30 años por “The Satanic Verses”. El difunto líder supremo de Irán, el ayatolá Ruhollah Khomeini, había emitido una fatwa, o edicto islámico, exigiendo su muerte. Una fundación iraní semioficial había ofrecido una recompensa de más de 3 millones de dólares por el autor, aunque aún no ha hecho ningún comentario sobre el ataque.

La policía de Nueva York aún no ha ofrecido el motivo del ataque, aunque el fiscal de distrito Jason Schmidt aludió a la recompensa por Rushdie al argumentar en contra de la libertad bajo fianza durante una audiencia el sábado.

“Incluso si este tribunal estableciera una fianza de un millón de dólares, corremos el riesgo de que se cumpla la fianza”, dijo Schmidt.

Matar nació en Estados Unidos de padres que emigraron de Yaroun, en el sur del Líbano, cerca de la frontera con Israel, según el alcalde de la aldea. Las banderas del grupo militante chiíta respaldado por Irán Hezbollah, junto con retratos de Hezbollah y líderes iraníes, cuelgan en la aldea. Israel también ha bombardeado posiciones de Hezbollah cerca de allí en el pasado.

En Yaroun, los registros de la aldea muestran que Matar tiene ciudadanía libanesa y se identifica como chiita, dijo un funcionario allí. El funcionario, que habló bajo condición de anonimato por motivos de seguridad, dijo que el padre de Matar aún vive allí, pero que ha estado recluido desde el ataque.

En sus comentarios del lunes, Kanaani agregó que Irán no “tenía más información que la que informaron los medios estadounidenses”. También dio a entender que Rushdie se atacó a sí mismo.

“Salman Rushdie se expuso a la ira y la furia popular al insultar la santidad del Islam y cruzar las líneas rojas de más de 1.500 millones de musulmanes y también las líneas rojas de los seguidores de todas las religiones divinas”, dijo Kanaani.

El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, aunque no culpó directamente a Teherán por el ataque a Rushdie, mencionó a Irán en un comunicado el lunes temprano elogiando los esfuerzos del escritor para apoyar la libertad de expresión y religión.

“Las instituciones estatales iraníes han incitado a la violencia contra Rushdie durante generaciones, y los medios afiliados al estado recientemente se regodearon del atentado contra su vida”, dijo Blinken. “Esto es despreciable”.

En esta foto publicada el jueves 11 de agosto de 2022 por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Nasser Kanaani, habla en Teherán, Irán. Kanaani negó el lunes 15 de agosto de 2022 que Teherán estuviera involucrado en el asalto al autor Salman Rushdie, en declaraciones que fueron los primeros comentarios públicos del país sobre el ataque. (Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán vía AP)

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, condenó el ataque a Rushdie en una conferencia el domingo y dijo que “un hombre con un cuchillo no puede silenciar a un hombre con un bolígrafo”.

Jomeini, con problemas de salud en el último año de su vida después de que la guerra entre Irán e Irak de la década de 1980, estancada y agotadora, diezmara la economía del país, emitió la fatwa sobre Rushdie en 1989. El edicto islámico se produjo en medio de un violento alboroto en el mundo musulmán por el novela, que algunos consideraron una blasfemia que hacía sugerencias sobre la vida del profeta Mahoma.

Si bien las fatwas se pueden revisar o revocar, el actual líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, que asumió el cargo después de Khomeini, nunca lo ha hecho. Recientemente, en febrero de 2017, Khamenei dijo: “El decreto es tal como lo emitió el Imam Khomeini”.

Desde 1979, Irán ha atacado a los disidentes en el extranjero. Las tensiones con Occidente, particularmente con Estados Unidos, se han disparado desde que el entonces presidente Donald Trump retiró unilateralmente a Estados Unidos del acuerdo nuclear de Irán con las potencias mundiales en 2018.

Un ataque con drones ordenado por Trump mató a un alto general de la Guardia Revolucionaria iraní en 2020, lo que alimentó aún más esas tensiones.

La semana pasada, EE. UU. acusó a un miembro de la Guardia en ausencia por supuestamente conspirar para matar al exasesor de Trump y halcón de Irán, John Bolton . El exsecretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, y un asistente están bajo seguridad las 24 horas por presuntas amenazas de Irán.

Mientras tanto, los fiscales estadounidenses dicen que Irán intentó secuestrar en 2021 a un activista de la oposición y escritor iraní que vive en Nueva York. En los últimos días, un hombre con un rifle de asalto fue detenido cerca de su casa .

Otras negativas del Ministerio de Relaciones Exteriores han incluido la transferencia de armas de Teherán a los rebeldes hutíes de Yemen en medio de la larga guerra civil de ese país . Expertos independientes, naciones occidentales y expertos de la ONU han rastreado componentes de armas hasta Irán.

___

El periodista de Associated Press Bassem Mroue en Beirut contribuyó a este despacho.

___

Siga a Jon Gambrell en Twitter en www.twitter.com/jongambrellAP.