AUSTIN ( KXAN ) – La NASA anunció esta semana que el Telescopio Espacial Hubble detectó lo que podría ser un “agujero negro” errante a casi 5,000 años luz de distancia en la Vía Láctea. El descubrimiento llevó a la NASA a creer que el agujero negro más cercano puede estar a solo 80 años luz de distancia. La estrella más cercana a la nuestra, Proxima Centauri, está a unos cuatro años luz de la Tierra.

El objeto errante fue detectado en el brazo espiral Carina-Sagitario de la Vía Láctea. La Tierra se encuentra en el brazo espiral de Orión. Se mueve a unas 100,000 mph.

La NASA dice que a esa velocidad, el objeto podría viajar de la Tierra a la Luna en unas tres horas. Los humanos tardaron tres días en recorrer esa misma distancia a bordo del Apolo 11.

¿Es un agujero negro o… algo más?

Dos equipos trabajaron juntos para localizar el objeto: Kailash Sahu del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial de Baltimore, Maryland, y un equipo dirigido por Casey Lam de la Universidad de California, Berkeley. No están de acuerdo sobre lo que puede ser: un agujero negro o tal vez una estrella.

Las fotos tomadas por el Telescopio Espacial Hubble muestran la gravedad deformándose alrededor de una estrella cuando un objeto misterioso pasa frente a ella. (Cortesía: NASA, ESA y Kailash Sahu (STScI))

Los agujeros negros no se pueden ver con un telescopio tradicional. Sin embargo, Hubble pudo detectar los efectos de distorsión de la gravedad causados por el objeto. Detectamos estos efectos cuando un objeto pasa frente a una estrella porque literalmente desvían la luz de la estrella.

La deformación por gravedad alrededor de la estrella muestra un objeto que pasa frente a ella. Los científicos debaten qué es: agujero negro o estrella. (Cortesía: NASA, ESA y Kailash Sahu (STScI)
La deformación por gravedad alrededor de la estrella muestra un objeto que pasa frente a ella. Los científicos debaten qué es: agujero negro o estrella. (Cortesía: NASA, ESA y Kailash Sahu (STScI)

Según cómo se altera la luz de la estrella, podemos determinar el tamaño del objeto que se mueve frente a ella. Si la luz se altera significativamente, es probable que se trate de un agujero negro. Si solo se modifica ligeramente y el color de la estrella cambia, es probable que sea otra estrella.

El equipo de Lam cree que es probable que el objeto sea una estrella, mientras que el equipo de Sahu cree que es un agujero negro. El debate gira en torno a la metodología de los equipos. El equipo de Lam usó Hubble, mientras que el otro equipo no lo hizo.

¿Cómo se crean los agujeros negros?

Los agujeros negros nacen de la destrucción. Se crean cuando muere una estrella supermasiva. Estas estrellas son unas 20 veces más grandes que nuestro sol.

A medida que mueren, explotan en lo que se llama una supernova. Según la NASA, lo que queda después de esa explosión es aplastado por su propia gravedad. Esa gravedad es tan intensa que luego absorbe todo a su alrededor: incluso la luz y el tiempo mismo.

Cuando ocurre esa supernova, el retroceso de la explosión puede lanzar el agujero negro al espacio.

¿Estamos en peligro de ser succionados por un agujero negro?

Eso no es probable. Si bien el agujero negro se está moviendo bastante rápido, no se está moviendo lo suficientemente rápido como para llegar a nuestro sistema solar en el corto plazo. La probabilidad de que la Tierra sea golpeada por un agujero negro, dijo a Newsweek uno de los autores del estudio, es relativamente baja.