BEIJING, China (WFLA/Tampa Hoy) — El expresidente chino Hu Jintao fue sacado de la ceremonia de clausura del Congreso del Partido Comunista del país el sábado en un momento de tensión inesperado.

El expresidente de 79 años estaba sentado junto al presidente Xi Jinping en el Gran Salón del Pueblo de Beijing cuando se le acercó un hombre con traje y una máscara quirúrgica que le habló y pareció tirar de su brazo derecho.

Con Xi mirando, el hombre colocó ambas manos debajo de las axilas de Hu e intentó levantarlo de su asiento. Xi pareció hablar con su predecesor antes de que el hombre se interpusiera entre ellos y tratara de levantarlo nuevamente.

Llegó otro hombre con una máscara, Hu finalmente se puso de pie y, después de parecer que intentaba volver a su asiento, lo escoltaron después de intercambiar algunas palabras con Xi y colocar una mano en el hombro del primer ministro Li Keqiang, el segundo oficial al mando del país asiático.

Justo antes del incidente, Hu había estado hablando con Li Zhanshu, presidente del comité permanente, el principal equipo de liderazgo en China.

Li hizo girar su silla hacia el expresidente para hablar. Mientras los hombres se llevaban a Hu, Li intentó ponerse de pie, pero Wang Huning, otro líder del partido, lo empujó hacia abajo.

No se dio ninguna explicación sobre el incidente, que duró varios minutos y tuvo lugar poco después de que los medios de comunicación internacionales ingresaran a la sala para informar sobre el evento que se realiza dos veces por década, cuando se anuncian nuevos ascensos y nombramientos, y se decide la estrategia política para el próximo ciclo de 5 años.

El incidente llega un día antes de darle a Xi un tercer mandato de cinco años ampliamente esperado como líder. El gobernante Partido Comunista de China reafirmó el dominio continuo del presidente Xi Jinping en el gobierno de la nación el sábado al destituyó efectivamente a cuatro de los siete miembros de la alta dirección. Uno de los destituidos fue el primer ministro Li Keqiang, el segundo funcionario de la nación y partidario de reformas orientadas al mercado.

El congreso de una semana también escribió las principales iniciativas políticas de Xi sobre la economía y el ejército en la constitución del partido, así como su impulso para reconstruir y fortalecer el partido. Si Li hubiera permanecido en el liderazgo, habría indicado algún posible retroceso contra Xi, particularmente en política económica.