SEÚL (AP) — Los ejércitos de Estados Unidos y Corea del Sur lanzaron el lunes ocho misiles balísticos al mar, una demostración de fuerza conjunta equivalente a los lanzamientos de misiles norcoreanos el día anterior y que forman parte de una serie de ensayos militares provocadores.

El ejercicio de fuego real de los aliados incluyó ocho misiles del Sistema Táctico Militar de Misiles, uno estadounidense y siete surcoreanos, lanzados a las aguas orientales de Corea del Sur en un espacio de 10 minutos después que se emitieran avisos de seguridad aérea y marítima, según el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur y las fuerzas estadounidenses en el país.

Los lanzamientos pretendían mostrar la capacidad de responder con rapidez y precisión a ataques norcoreanos, según el ejército de Corea del Sur.

El ejército surcoreano detectó el domingo ocho misiles norcoreanos de corto alcance lanzados en un espacio de unos 35 minutos desde al menos cuatro lugares distintos: zonas en las costas oriental y occidental y dos puntos de interior al norte y cerca de la capital, Pyongyang. La exhibición parecía ser un récord de lanzamientos balísticos para el país.

Fue la 18va ronda de misiles norcoreanos en 2022, una racha que incluyó sus primeros lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales en casi cinco años. Las autoridades de Corea del Sur y Estados Unidos también señalan que Pyongyang prepara su primer ensayo nuclear desde septiembre de 2017 al tiempo que su mandatario, Kim Jong Un, trata de consolidar la condición de su país como una potencia nuclear y negociar concesiones económicas y de seguridad desde una posición de fuerza.

Las fuerzas de Estados Unidos y Corea del Sur realizaron un ejercicio similar con fuego real luego de los lanzamientos balísticos anteriores de Corea del Norte el 25 de mayo, que de acuerdo con el ejército de Corea del Sur involucraron un misil balístico intercontinental lanzado en una trayectoria de mediano alcance y dos armas de corto alcance. Esas pruebas se efectuaron cuando el presidente estadounidense Joe Biden concluyó su viaje a Corea del Sur y Japón, donde reafirmó el compromiso de Estados Unidos de defender a ambos aliados.

Durante un discurso conmemorativo del Día de los Caídos en Guerras del país, el presidente surcoreano Yoon Suk Yeol dijo que su gobierno buscará “capacidades de seguridad fundamentales y prácticas” para contrarrestar la creciente amenaza de armas nucleares y misiles de Corea del Norte.

“Los programas de armas nucleares y misiles de Corea del Norte han crecido hasta el punto en que no solo son una amenaza para la península de Corea, sino también para el noreste de Asia y la paz mundial”, subrayó Yoon en el Cementerio Nacional de Seúl, agregando que su gobierno “responderá con severidad a cualquier tipo de provocación de Corea del Norte”.