WASHINGTON (AP) — Estados Unidos enviará 31 tanques militares M1 Abrams a Ucrania, informaron el miércoles altos funcionarios, lo que revierte meses de persistentes argumentos del gobierno del presidente Joe Biden de que los tanques eran demasiado difíciles para ser operados y mantenidos por las tropas ucranianas.

“Hoy anuncio que Estados Unidos enviará 31 tanques Abrams a Ucrania, el equivalente a un batallón ucraniano”, dijo el presidente Biden el miércoles en una conferencia de prensa. “Los tanques Abrams son los tanques más capaces del mundo. También son extremadamente complejos de operar y mantener. Así que también le estamos dando a Ucrania las piezas y el equipo necesarios para sostener estos tanques de manera efectiva en el campo de batalla”.

La decisión se tomó poco después de que Alemania aceptó enviar 14 tanques Leopard 2 A6 de su propio inventario. El gobierno alemán había dicho que no enviaría los Leopard a menos que Washington pusiera los Abrams sobre la mesa, ya que no quería provocar la ira de Moscú sin que Estados Unidos comprometiera de forma similar sus propios tanques.

Desde entonces, ambas partes participaron en “buenas conversaciones diplomáticas” que hicieron la diferencia y fueron parte del “extraordinario cambio en la política de seguridad de Alemania” sobre el suministro de armas a Ucrania desde que Rusia la invadió hace 11 meses, dijo un alto funcionario el miércoles que informó a la prensa bajo condición de anonimato antes de que se anunciara la aprobación del envío.

“Estoy agradecido con el canciller (alemán) Scholz por proporcionar tanques alemanes Leopard 2 y lideraré un esfuerzo para organizar una contribución europea de dos batallones de tanques para Ucrania”, agregó el presidente Biden.

El paquete de 400 millones de dólares anunciado el miércoles también incluye ocho vehículos de recuperación M88, unidades de tracción tipo tanque que pueden remolcar a los Abrams en caso de atasco.

Entre Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Polonia, Alemania, Holanda y Suecia, enviarán cientos de tanques y vehículos blindados para fortalecer a Ucrania al entrar a una nueva fase de la guerra e intentar atravesar las líneas rusas.

“Quiero agradecer al Canciller por su liderazgo y firme compromiso con nuestros esfuerzos colectivos para apoyar a Ucrania. Alemania realmente ha dado un paso al frente y el canciller ha sido una voz fuerte, fuerte para la unidad, un amigo cercano y para el nivel de esfuerzo que vamos a continuar”, agregó Biden.

Pero hay pocas respuestas sobre cuáles tanques estadounidenses serán enviados, si saldrán de los más de 4,000 Abrams de su inventario; si Estados Unidos aprovechará la Iniciativa de Asistencia para la Seguridad de Ucrania para comprar nuevos sistemas para posiblemente compensar los que envíen los aliados, o si comprará nuevos sistemas directamente para Ucrania.

De cualquier forma, recurrir a la ruta de financiamiento de la iniciativa de asistencia significa que, aunque ya se le prometieron a Ucrania los tanques, probablemente pasarán meses antes de que estén en el campo de batalla, lo que implica que no estarán a tiempo para la anticipada ofensiva de primavera de Rusia.

___

Frank Jordans en Berlín contribuyó a este despacho.