LONDRES (AP) — El príncipe Harry alega en unas nuevas memorias muy esperadas que su hermano, el príncipe William, lo arremetió y lo atacó físicamente durante una furiosa discusión sobre el deterioro de la relación entre los hermanos, informó The Guardian el lunes.

El periódico dijo que obtuvo una copia anticipada del libro, “Spare”, que se publicará la próxima semana.

Dijo que Harry relata una discusión de 2019 en su casa del Palacio de Kensington, en la que dice que William llamó a la esposa de Harry, la ex actriz Meghan Markle, “difícil”, “grosera” y “abrasiva”. Harry afirma que William agarró a su hermano por el cuello y le rompió el collar antes de derribarlo, dijo el periódico.

“Aterricé en el plato del perro, que se rompió debajo de mi espalda, los pedazos me cortaron”, dice el libro. “Me quedé allí por un momento, aturdido, luego me puse de pie y le dije que saliera”.

William luego se disculpó, dice el extracto.

Ni el Palacio de Buckingham, que representa al rey Carlos III, ni la oficina del Palacio de Kensington de William han comentado sobre las afirmaciones.

El libro, cuyo lanzamiento está previsto para el martes, es el último de una serie de revelaciones públicas y acusaciones de Harry y Meghan que han sacudido a la familia real británica.

Harry, de 38 años, y la actriz estadounidense se casaron en el Castillo de Windsor en mayo de 2019. Menos de un año después, la pareja renunció a sus deberes reales y se mudó a California, citando lo que vieron como el trato racista de Meghan por parte de los medios y la falta de apoyo de la palacio.

Desde entonces, han presentado su versión de la historia en una entrevista con Oprah Winfrey y un documental de seis partes de Netflix publicado el mes pasado, que relata la dolorosa relación de la pareja con los medios de comunicación del Reino Unido y el alejamiento de la familia real.

En la serie, Harry afirmó que William le gritó durante una reunión familiar y acusó a los funcionarios del palacio de mentir para proteger a su hermano mayor, quien ahora es el heredero al trono. Meghan habló sobre querer terminar con su vida mientras luchaba por hacer frente a la cobertura de prensa tóxica.

En extractos de entrevistas grabadas para promocionar su libro y que se transmitirán el domingo, Harry dijo que la casa real lo había catalogado a él y a Meghan como “villanos” y “no mostró absolutamente ninguna disposición a reconciliarse”.

Los funcionarios del palacio se han negado a comentar sobre cualquiera de las acusaciones.