El expresidente Jimmy Carter celebra su 96 cumpleaños

Mundo

Former President Jimmy Carter teaches Sunday school at Maranatha Baptist Church in Plains, Ga. in 2019. Carter marks his 96th birthday Thursday, Oct. 1., the latest milestone for the longest-lived of the 44 men to hold the highest American office. (AP Photo/John Amis, File)

ATLANTA (AP) – El expresidente Jimmy Carter celebra el jueves su cumpleaños número 96, el último hito para el más longevo de los 44 hombres en ocupar el cargo más alto en Estados Unidos.

Carter planeaba celebrar en su casa en Plains, Georgia, con su esposa durante 74 años, Rosalynn Carter, según una portavoz del Carter Center en Atlanta.

El 39° presidente, en el cargo de 1977 a 1981, se ha alejado en gran medida de la vista del público en medio de la pandemia de coronavirus y sus propios problemas de salud debido a una serie de caídas en 2019. Anteriormente sobrevivió a un terrible diagnóstico de cáncer en 2015. Sin embargo, Carter permanece tranquilo fuerza en la política en casa y, a través de su Centro post-presidencial, en la salud pública y la defensa de los derechos humanos en todo el mundo.

Carter respaldó el martes a su compañero demócrata, el reverendo Raphael Warnock, en una de las dos contiendas competitivas por el Senado de Georgia este otoño. El anuncio de Carter lo alineó con otro ex presidente, Barack Obama, y otros agentes del poder del partido para respaldar a Warnock sobre el demócrata Matt Lieberman, cuyo padre fue el candidato a vicepresidente del partido en 2000.

Aunque Carter se mantuvo neutral en las primarias presidenciales de los demócratas de 2020, recibió llamadas y visitas de múltiples candidatos. Jimmy y Rosalynn Carter, ahora de 93 años, grabaron discursos de audio para la convención nacional virtual de los demócratas instando a la elección del nominado Joe Biden, que era un joven senador de Delaware cuando Jimmy Carter ganó la presidencia en 1976.

“Joe Biden fue mi primer y más efectivo partidario en el Senado”, dijo Carter en la convención. “Durante décadas, ha sido mi amigo leal y dedicado”.

Carter también ganó una nueva atención recientemente tras la muerte de la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg. Carter es el único presidente desde 1850 que no ha hecho una sola nominación al Tribunal Supremo, pero reformó los tribunales inferiores con un número récord de nominaciones de mujeres y juristas no blancos, siendo Ginsburg el más notable.

En 1980, Carter nombró a Ginsburg, entonces el abogado de derechos civiles más exitoso del país, para el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia, considerado el segundo tribunal más alto del país. Fue la segunda mujer nominada por Carter para el Circuito de DC, preparándola para un ascenso a la Corte Suprema 13 años después.

“Miró a su alrededor al poder judicial federal y dijo: ‘Todos se parecen a mí, pero no es así como se ven los grandes Estados Unidos'”, dijo Ginsburg en un foro de la Facultad de Derecho de la Universidad de Fordham en 2016.

Quizás lo más notable entre las maniobras electorales de Carter en 2020 es que el Centro Carter por primera vez designa a los Estados Unidos como una democracia “reincidente”. El Centro anunció después de la convención demócrata que dedicaría recursos para garantizar elecciones libres y justas en Estados Unidos este otoño. Los Carter fundaron el Centro en 1982, dos años después de que perdiera su candidatura a la reelección ante el republicano Ronald Reagan.

El Centro ha monitoreado más de 110 elecciones en 39 países desde 1989, pero fue un desarrollo sorprendente para la institución enfocar su atención en el país de origen de Carter, la principal superpotencia democrática del mundo desde la Segunda Guerra Mundial. El desarrollo se produce cuando el presidente Donald Trump arroja repetidamente dudas sobre la integridad del sistema de votación de Estados Unidos , disparando regularmente una cascada de falsedades sobre el proceso de votación y afirmando que el sistema está “amañado” en su contra.

Tan recientemente como en un debate del martes por la noche contra Biden, Trump se negó a decir que aceptaría los resultados y dijo que había instado a sus seguidores a “ir a las urnas y observar con mucho cuidado, porque eso es lo que tiene que suceder”.

Al explicar la decisión de monitorear una elección en EE. UU., Una declaración del Centro Carter dijo que las democracias “reincidentes” se “caracterizan a menudo por la polarización, la falta de confianza pública, las divisiones étnicas o raciales y la injusticia, y temen que los resultados de las elecciones no se consideren creíbles” o podría desencadenar violencia “.

Carter no ha abordado directamente las declaraciones de Trump recientemente y, según una portavoz, no concede entrevistas antes de las elecciones. Pero Carter dijo en septiembre pasado durante su último ayuntamiento anual en el Carter Center que sería “un desastre tener cuatro años más de Trump”.

Ponerse del lado de Biden sobre Trump no es sorprendente para un expresidente demócrata, pero implica que Carter ignore una de sus propias observaciones recientes sobre la presidencia . Semanas antes de su 95 cumpleaños el año pasado, Carter aludió a la edad avanzada de varios candidatos en ese momento. Trump, de 74 años, sería el presidente de mayor edad que haya tomado posesión para un segundo mandato. Biden, de 77 años, sería el presidente en ejercicio más antiguo de la historia, llegando a 82 cerca del final de un posible primer mandato.

“Espero que haya un límite de edad”, dijo Carter jovialmente en su ayuntamiento cuando se le preguntó si volvería a postularse. Luego se puso más serio: “Si tuviera solo 80 años, si tuviera 15 años menos, no creo que pudiera asumir los deberes que viví cuando era presidente”.

Copyright 2020 Nexstar Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.

Tu Salud Importa

More Tu Salud Importa

No te lo pierdas

More NO TE LO PIERDAS