BRUSELAS – El máximo diplomático de la Unión Europea se sumó el lunes al creciente clamor internacional contra las fuerzas armadas rusas por supuestas atrocidades contra civiles en Ucrania.

“Las autoridades rusas son responsables de estas atrocidades, cometidas cuando tenían el control efectivo de la zona. Están sujetas al derecho internacional de ocupación”, indicó el responsable de política exterior de la UE, Josep Borrell.

Borrell dijo el lunes que las “estremecedoras imágenes de gran número de muertes y bajas civiles, junto con la destrucción de infraestructuras civiles, muestran el auténtico rostro de la brutal guerra de agresión que libra Rusia contra Ucrania y su pueblo”.

La UE ha trabajado con Estados Unidos, Gran Bretaña y otros socios internacionales para imponer sanciones a Rusia desde que invadió Ucrania en febrero. Borrell dijo que el bloque de 27 países “avanzará, con carácter de urgencia, los esfuerzos de más sanciones contra Rusia”.

Por su parte, el primer ministro de Polonia ha descrito a Rusia como un país “fascista totalitario” que cometió atrocidades contra los civiles en Ucrania.

“Las sangrientas masacres perpetradas por soldados rusos merecen que se las llame por su nombre: esto es genocidio y su crimen debe ser juzgado como un crimen de genocidio”, dijo el primer ministro.

El mandatario pidió que otros países occidentales impongan sanciones aún más duras a Rusia para debilitar su maquinaria de guerra, y señaló que Alemania en particular debe hacer más por respaldar las sanciones.

También, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, condenó el lunes “con la máxima firmeza” los reportes de torturas y asesinados de civiles ucranianos a manos de tropas rusas, en una entrevista con la emisora de radio France-Inter.

“Hay pruebas claras de crímenes de guerra. Fue el ejército ruso que estaba en Bucha”, dijo Macron. “Hemos dicho a las autoridades ucranianas que estamos a su disposición para ayudar con la investigación que están haciendo. La justicia internacional debe prevalecer. Los que cometieron estos crímenes tendrán que responder por ellos”.

“Lo que tenemos que defender es nuestra dignidad colectiva y nuestros valores”, añadió.