VARSOVIA, Polonia (AP) — Una comisión especial del gobierno polaco reforzó sus acusaciones anteriores de que el accidente aéreo de 2010 en el que murieron el presidente Lech Kaczynski y otras 95 personas en Rusia fue el resultado de un plan de asesinato de Moscú.

El último de los informes de la comisión, publicado el lunes, alega que una detonación intencional de explosivos colocados causó el accidente del avión Tu-154M de fabricación soviética el 10 de abril de 2010 que mató a Kaczynski, a la primera dama y a otras 94 figuras prominentes del gobierno polaco y las fuerzas armadas.

Sus muertes fueron el resultado de un “acto de interferencia ilegal por parte de Rusia”, dijo el jefe de la comisión, Antoni Macierewicz, en una conferencia de prensa.

“La prueba principal e indiscutible de la interferencia fue una explosión en el ala izquierda… seguida de una explosión en el centro del avión”, dijo Macierewicz, quien entre 2015 y 2018 se desempeñó como ministro de Defensa en el gobierno de derecha de Polonia.

Negó que los pilotos o miembros de la tripulación polacos hubieran cometido errores, a pesar del mal tiempo en el momento del accidente.

El informe repite muchas denuncias anteriores hechas por la comisión, nombrada por el gobierno, cuya figura clave es el principal líder del partido gobernante Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, el gemelo del difunto presidente.

Llega en un momento en que Rusia ha desatado una guerra contra Ucrania, vecina de Polonia, y entre las tensas relaciones actuales entre Varsovia y Moscú. Polonia apoya a Ucrania en su lucha contra Rusia y pide sanciones muy duras contra Moscú por su invasión de Ucrania el 24 de febrero.

El último informe vuelve a despertar la hostilidad hacia Rusia entre algunos polacos, principalmente partidarios del gobierno nacionalista, en lo que parece ser un esfuerzo por consolidar la base de votantes del partido Ley y Justicia, que fue fundado por los gemelos Kaczynski en 2001.

Las sospechas también se ven alimentadas por la negativa de Rusia a devolver los restos, lo que ha complicado la investigación de Polonia.

Anteriormente, dos informes separados de expertos polacos y rusos sobre incidentes de aviación dijeron que el accidente al acercarse en medio de una densa niebla al aeropuerto de Smolensk, que no tenía equipo de aviación sofisticado, fue el resultado de errores humanos cometidos en condiciones climáticas adversas.

No encontraron pruebas de juego sucio.