TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) – Un robo fue frustrado el sábado por la mañana en la ciudad de Guayaquil, Ecuador por la intervención inmediata de los ciudadanos y el pensamiento rápido de un grupo de amigos.

En la Ciudadela Kennedy, a pocos metros de un centro comercial en Guayaquil, el influencer ecuatoriano Jorge Aníbal Cassis, el abogado Lenin Duque y el emprendedor Andrés Gushmer tomaban café cerca de una de las sucursales de la cadena de farmacias Pharmacy’s, según lo relata el mismo Cassis en un video compartido en su cuenta de Instagram.

El abogado Duque, al igual que muchos transeúntes que transitaban la zona, se percató de que a una empleada de Pharmacy’s le habían robado su cartera. Inmediatamente, el ladrón salió corriendo.

Duque, tras alertar a Cassis y Gushmer, inician una persecución a pie tras el ladrón, mientras eran guiados por más ciudadanos comprometidos para capturar al malhechor.

“Un señor del lado de al frente que el ladrón iba lo hizo caer porque había demasiados carros entonces el ladrón como que se frenó un chance y lo hicieron caer”, narra Cassis en el video. “Otro señor, a lo que el ladrón se cae, otro señor lo agarra (…) y ahí ya terminamos llegando Lenin Duque y yo”.

En un video que se ha hecho viral, se ve cómo Cassis mantiene inmovilizado al presunto ladrón con una técnica de Jiu Jitsu, una rama de artes marciales japonesas que él practica.

Cortesía: Jorge Aníbal Cassís

“Deja que te esposen”, se escucha a Cassis decirle al sospechoso cuando ya miembros de la policía estaban presentes. “Tranquilo porque no te voy a aflojar hasta que te pongan las esposas”

La maniobra de Cassis ha causado muchas reacciones de los usuarios de las redes sociales que lo han aplaudido y también lo han criticado. El influencer ecuatoriano aclara que para aquellos que lo llaman héroe la captura fue un esfuerzo ciudadano conjunto.

“Señores, yo no soy héroe”, aclara Cassis en su video en Instagram. “Yo no merezco gloria, yo no merezco nada. Esto ha sido todo un trabajo de equipo ciudadano”

Finalmente, frente a docenas de testigos, la policía se llevó esposado al presunto ladrón.