PARÍS (AP) — La marca de artículos de lujo Chanel dice que dejó de vender su ropa, perfumes y otros productos de lujo a clientes rusos en el extranjero si éstos planean llevarlos de regreso a su país, en respuesta a la invasión de Rusia a Ucrania.

La decisión se conoce luego que el ícono parisiense anunció el cierre de tiendas en Rusia, en una decisión que muchas compañías de diversas industrias han tomado en respuesta a la guerra.

Ese paso, dice Chanel, simplemente es dado para cumplir con las sanciones comerciales impuestas a Rusia por la Unión Europea, Suiza y otros que prohíben transacciones con individuos designados.

“Las leyes más recientes de sanciones de la UE y Suiza incluyen una prohibición a la ‘venta, el suministro, la transferencia o la exportación directa o indirecta de artículos de lujo a cualquier persona natural o legal, entidad u organismo en Rusia o para uso en Rusia’”, dijo Chanel el miércoles.

La medida afecta a productos con valor a partir de 300 euros (328 dólares), que constituyen la mayoría de productos Chanel.

“Hemos lanzado un proceso para pedirles a los clientes cuyas principales residencias no conocemos que confirmen que los artículos que compran no serán usados en Rusia”, dijo Chanel, sin dar más detalles.

Aunque es una medida difícil de implementar, algunas personalidades de redes sociales en Rusia han dicho ya que se les está pidiendo identificación y se les ha negado la posibilidad de comprar artículos en tiendas de Chanel desde París hasta los Emiratos Árabes Unidos.

“Rusia es uno de los mayores mercados de artículos de lujo y Chanel seguramente va a sufrir financieramente por esa decisión”, dijo Long Nguyen, crítico de moda. “Pero es también un gesto político para la marca mientras quiere atraer a clientes de la generación Z que están mayormente opuestos a la guerra”, agregó.

La socialite rusa Anna Kalashnikova dijo la semana pasada que había visto “rusofobia en acción” porque no se le permitió comprar pendientes y una bolsa de Chanel en Dubái.

Conocedores del mundo de la moda piensan que la decisión de la marca no fue fácil porque va a sufrir consecuencias financieras.

“Es atrevido por Chanel — es algo sin precedentes. La casa está priorizando sus principios sobre el dinero”, dijo Nguyen.