DAKAR, Senegal (AP) — Un incendio en la unidad neonatal de un hospital en Senegal mató a 11 recién nacidos, dijo el presidente Macky Sall. Sólo se pudieron salvar tres bebés.

“A sus madres y familias, les expreso mi más sentido pésame”, tuiteó Sall el miércoles por la noche.

El incendio se atribuyó a un cortocircuito eléctrico en el Hospital Mame Abdou Aziz Sy Dabakh en Tivaouane, una ciudad a 120 kilómetros (75 millas) al noreste de la capital, Dakar, dijo el alcalde Demba Diop.

El incendio mortal se produce un año después de que otros cuatro recién nacidos murieran en un incendio en un hospital en Linguere, en el norte de Senegal.

Una serie de otras muertes también han generado preocupación sobre la salud materna e infantil en la nación de África occidental conocida por tener algunos de los mejores hospitales de la región.

A principios de este mes, las autoridades descubrieron que un bebé que había sido declarado muerto por un asistente de enfermería todavía estaba vivo en una morgue. El bebé murió más tarde.

El año pasado una mujer embarazada murió en Louga, en el norte del país, tras esperar en vano una cesárea. Tres parteras recibieron sentencias suspendidas de seis meses por no ayudar a una persona en peligro.

El ministro de Salud, Abdoulaye Diouf Sarr, que asistía a la Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra, interrumpió su viaje para regresar a Senegal.