(WJW) – Una mujer de Ohio tiene 45 años, pero vive en un cuerpo de casi el doble de su edad.

Tiffany Wedekind, nativa de Columbus, está luchando contra una enfermedad rara, pero su perseverancia es notable.

Wedeking sufre el síndrome de progeria Hutchinson-Gilford o comúnmente conocido como la enfermedad del envejecimiento rápido. El síndrome es una condición congénita rara que hace que la víctima envejezca ocho años por cada año de su vida. La aberración también causa problemas cardíacos graves, problemas de movilidad y otras complicaciones asociadas con el envejecimiento, según Mayo Clinic.

“Supe desde muy temprano que había algo diferente en mí”, dijo Wedeking en una entrevista People. “Pero solo quería vivir mi vida y ser como todos los demás”.

A pesar de toda una vida de dolencias y síntomas misteriosos, Wedekind realmente no sintió que comenzó a tener problemas hasta que cumplió los 30 años. Ahora, trata de vivir una vida plena, a pesar de sus desafíos.

Mira la historia completa en el video de arriba.