LA HABANA (AP) — Camilo Guevara March, uno de los hijos del líder revolucionario argentino-cubano Ernesto “Che” Guevara y directivo de un centro de estudios que lleva el nombre del famoso comandante, falleció. Tenía 60 años.

Medios de comunicación oficiales cubanos informaron el martes el deceso ocurrido la víspera en Caracas, Venezuela “a consecuencia de un trombolismo pulmonar que derivó en un infarto”, indicó la agencia Prensa Latina.

El hombre era el mayor de los hijos varones de Guevara y la también luchadora rebelde Aleida March -tuvieron cuatro descendientes- y junto a su madre dirigía el Centro de Estudios “Che Guevara” en La Habana que cuenta con el patrimonio documental y personal del dirigente cubano-argentino.

De fuerte contextura y con rasgos similares a los de su padre, Guevara March mantuvo un perfil bajo durante toda su vida aunque era públicamente conocido por defender el legado paterno, incluso ante los intentos de usar el nombre para marcas comerciales o trasladar sus restos a Argentina, una iniciativa de legisladores del país sudamericano que no prosperó.

“Con profundo dolor decimos adiós a Camilo, hijo del Che y promotor de sus ideas”, escribió el presidente Miguel Díaz-Canel en su cuenta de Twitter al dar el pésame a sus madre y hermanos.

No se informó cómo se procederá con los restos mortales de Guevara March.

Lo sobrevive Camila, una joven trovadora que nació de su unión con la fallecida cantante Suylén Milanés -hija del músico Pablo Milanés-, cuyo deceso se produjo en enero.