EL PASO, Texas (Informe fronterizo) – Más de 2,000 camiones con destino a los EE.UU. están varados en Juárez cuando los camioneros frustrados con las inspecciones “lentas” en el lado estadounidense bloquearon el acceso a los carriles comerciales del puerto de entrada de Ysleta por segundo día consecutivo.

A última hora de la mañana del martes, el jefe de las asociaciones de camiones más grandes de Juárez dijo que un segundo cruce fronterizo, el puerto de entrada de Santa Teresa, también estaba siendo bloqueado desde el lado mexicano en protesta.

Los camioneros comenzaron su protesta el lunes por la tarde después de esperar hasta nueve horas en fila para cruzar a Estados Unidos. Los retrasos se informaron por primera vez el viernes y coincidieron con el inicio de las Inspecciones Fronterizas Mejoradas del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

Las inspecciones son parte de las iniciativas del gobernador Greg Abbott para detener el tráfico de personas y otras actividades ilegales y garantizar que los camiones que vienen de México estén seguros.

Pero los camioneros dijeron el martes que no se moverán hasta que los tiempos de inspección en el lado estadounidense vuelvan a la normalidad. “A algunos les pagan por el viaje, así que si no entregan (mercancía), no les pagan”, dijo Randy Cardiel, un camionero de Chihuahua, México.

Los conductores no son los únicos afectados por los tiempos de inspección más prolongados o el cierre.

Las fábricas dirigidas por estadounidenses en México también están perdiendo dinero, dijo Thor Salayandia, presidente de la Cámara de Industria y Manufactura de Juárez.

“Este es principalmente un tema político que va en detrimento de la zona fronteriza. México y Estados Unidos están siendo afectados por las inspecciones de Texas”, dijo Salayandia. “Dos mil remolques están atrapados en la frontera. Si un solo camión transporta $50,000 en mercancías, entonces estamos hablando de $100 millones (en comercio) retenidos en la frontera”.

El camionero mexicano Randy Cardiel habla sobre los inconvenientes de las inspecciones fronterizas lentas y el bloqueo continuo al tráfico comercial en el puerto de entrada de Ysleta en El Paso, Texas. (Foto del informe fronterizo)

Juárez tiene alrededor de 300 fábricas que fabrican componentes y productos para empresas Fortune 500 en los Estados Unidos, incluidos fabricantes de automóviles y empresas de tecnología. Esas fábricas operan con un programa “justo a tiempo”, lo que significa que los retrasos en la frontera superan la capacidad de almacenamiento y privan a las empresas de los Estados Unidos de las piezas necesarias para fabricar y entregar productos a los consumidores estadounidenses.

“Esperamos que el gobierno de Texas se dé cuenta de que los más afectados por esto son las fábricas estadounidenses que tienen presencia en México y la economía fronteriza”, dijo Salayandia. “Hablamos de tratados de libre comercio y el flujo de mercancías. Esto no va en línea con el libre comercio”.

Se puede ver una larga fila de camiones en el lado mexicano del puerto de entrada de Ysleta en El Paso, Texas. (Foto del informe fronterizo)

En una visita del lunes a El Paso, Abbott habló sobre la necesidad de mantener seguras a las comunidades de Texas ante la migración récord y la terminación anunciada de la orden del Título 42, que ha permitido a los agentes fronterizos expulsar rápidamente a 1,7 millones de inmigrantes recién llegados.

No abordó el impacto de las inspecciones fronterizas mejoradas por parte del DPS.

Los líderes empresariales de Juárez desde el viernes por la noche están instando a los camioneros a intentar cruces alternativos para evitar demoras. Se podían ver camiones llegando sin parar al puerto de entrada de Santa Teresa, Nuevo México, el martes por la mañana. Nuevo México no está aplicando inspecciones mejoradas en la frontera.

Datos de cruce de camiones fronterizos, puertos de entrada de Texas. (Departamento de Transporte de EE. UU.)

La representante federal Veronica Escobar, demócrata por Texas, calificó las inspecciones mejoradas de Texas como un “truco político”.

“Una vez más, estamos viendo al gobernador promulgar directivas que demuestran una falta fundamental de comprensión de los problemas complejos que enfrentamos en nuestra frontera. Los trucos políticos, como las ‘inspecciones mejoradas’ y la Operación Lone Star, no tienen cabida en El Paso, en Texas, o en la política pública”, tuiteó Escobar.

ARTÍCULO RELACIONADO: Camioneros en México bloquean carriles comerciales al puerto de entrada de Ysleta