TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) — El magnate ruso Pavel Antov fue encontrado muerto en un lujoso hotel de la India, dos días después de que un amigo muriera durante el mismo viaje, informó la BBC de Londres.

El empresario ruso y su amigo estaban de visita en el estado oriental de Odisha. El millonario, quien también era una figura política rusa, acababa de celebrar su cumpleaños en el hotel.

Durante el verano, negó haber criticado la guerra de Rusia en Ucrania después de que apareciera un mensaje en su cuenta de WhatsApp.

La muerte del millonario es la última de una serie de muertes que involucran a magnates rusos desde el comienzo de la invasión rusa en Ucrania, muchos de los cuales han criticado abiertamente la guerra.

Los informes en los medios rusos dijeron que Antov, de 65 años, se había caído de una ventana en un hotel de la ciudad de Rayagada el domingo. Otro miembro de su grupo ruso de cuatro miembros, Vladimir Budanov, había muerto en el mismo hotel el viernes.

El superintendente Vivekananda Sharma de la policía de Odisha dijo que se descubrió que Budanov sufrió un derrame cerebral mientras su amigo “estaba deprimido después de su muerte y él también murió”, según reporta la BBC. El cónsul ruso en Kolkata, Alexei Idamkin, dijo a la agencia de noticias Tass que la policía no vio un “elemento criminal en estos trágicos eventos”.

Pavel Antov fundó la planta procesadora de carne Vladimir Standard y en 2019 Forbes estimó su fortuna en unos 140 millones de dólares (118 millones de libras esterlinas) en lo más alto de la rica lista de legisladores y funcionarios públicos de Rusia.

A fines de junio pasado, pareció reaccionar a un ataque con misiles rusos en un bloque residencial en el distrito Shevchenkivskyi de Kyiv que dejó un hombre muerto y su hija de siete años y su madre heridas.

Un mensaje de WhatsApp en la cuenta de Antov describió cómo sacaron a la familia de entre los escombros: “Es extremadamente difícil llamar a todo esto de otra manera que no sea terror”.

El mensaje fue borrado y Antov luego publicó en las redes sociales que era un partidario del presidente, un “patriota de mi país” y respaldaba la guerra.

El mensaje de WhatsApp procedía de alguien con cuya opinión sobre la “operación militar especial en Ucrania” discrepaba rotundamente, insistió. Se había publicado accidentalmente en su mensajero y fue un malentendido muy molesto, dijo.

Varios magnates rusos de alto perfil han muerto en circunstancias misteriosas desde que comenzó la guerra.

En septiembre, el jefe del gigante petrolero ruso Lukoil, Ravil Maganov, aparentemente se cayó de la ventana de un hospital en Moscú.