EL PASO, Texas (Informe fronterizo) – Una madre soltera de Guatemala que vio a su hija de 5 años ahogarse en las aguas del Río Grande esta semana cerca de El Paso quería emigrar a los EE.UU. para poder mantener a su hijo discapacitado en su país natal, según sus familiares.

Silvia García y su hija Margareth Sofia intentaban cruzar el río hacia Estados Unidos desde Juárez, México, el lunes, cuando la niña se soltó y se sumergió en el agua, dijeron funcionarios mexicanos.

Los policías de Juárez primero sacaron a la madre del agua y comenzaron a buscar el cuerpo de Margareth Sofia, que encontraron varios minutos después.

“A las 2:30 (pm) nos avisaron que a la niña se la habían llevado por el río y que no la podían encontrar. Diez o 15 minutos después nos dijeron que la habían encontrado, pero que la bebé estaba muerta”, dijo Rosa García, tía de la niña, al portal en línea Esquipulas Dia tras Dia. “Es muy doloroso y triste”.

Madre e hija se hundieron en el agua en un lugar donde los migrantes de todo el mundo cruzan todos los días un río generalmente medio seco para entregarse a la Patrulla Fronteriza de EE. UU. y solicitar asilo. Pero las lluvias recientes en el área de El Paso habían aumentado los niveles de agua ese día.

La pareja salió del pueblo de Chanmagua, en el este de Guatemala, hace dos semanas. Ambos vivían en la casa de Rosa García, donde Silvia había renunciado a buscar ayuda local para cuidar a su otro hijo, un hijo con discapacidades del desarrollo.

“La gente debe estar diciendo, ‘se fue por el dinero’. No, ella se fue porque su hijo es especial y aquí no reciben la ayuda que reciben allá. Se fue con su (hija) porque estando allá (EEUU), iba a poder ayudar a su hijo”, dijo Rosa García.

La tía dijo que recuerda a Margareth Sofia como una niña feliz a la que le gustaba correr, saltar y jugar con sus primos en la casa de la familia extendida. La mujer ha instalado un memorial compuesto por flores y fotografías en el dormitorio que ocupaba la niña.

La familia ahora está pidiendo donaciones en Guatemala para pagar la repatriación del cuerpo de Margareth Sofía de Juárez a Chanmagua. Se les ha cotizado una tarifa de 50.000 quetzales guatemaltecos (US$6.400).

Johana García, la hermana de Silvia en Kansas, le dijo a Esquipulas Día tras Día que su hermana permanece hospitalizada en Juárez luego de los traumáticos eventos del lunes. Lamentó una gran cantidad de publicaciones en línea que ha visto criticando la decisión de Silvia de cruzar las aguas del Río Grande con un niño de 5 años a cuestas.

“Están preguntando por qué hizo eso. Pero realmente, ¿quiénes somos nosotros para juzgar? Migró por necesidad, como lo hice yo, para poder mantener a sus dos hijos”, dijo Johana al portal en línea. “Ella pensó que solo emigrando a este país podría ayudar a su hijo”.

Las autoridades de Juárez dijeron que Silvia García fue una de los cuatro migrantes que sacaron con vida del agua el lunes.