LIVE NOW /
Watch WFLA News Channel 8

La demanda alega la expulsión ilegal de adolescentes inmigrante no acompañados

Tampa Hoy

ICE agents are seen from under the belly of a charter airline loading shackled migrants on Feb. 14, 2020, onto a deportation flight at Brownsville-South Padre Island International Airport in South Texas. (Border Report File Photo/Sandra Sanchez)

NOTA DEL EDITOR: Esta historia ha sido actualizada para reflejar que la demanda no indica cómo la adolescente cruzó a los Estados Unidos.

McALLEN , Texas (Informe fronterizo) – Varias organizaciones sin fines de lucro han demandado al gobierno federal en nombre de una niña migrante no acompañada de 13 años de El Salvador que fue expulsada a su país de origen recientemente sin el procesamiento adecuado por parte de los funcionarios del DHS bajo una nueva política promulgada por la administración Trump durante la pandemia de coronavirus.

El Proyecto de Derechos Civiles de Texas, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, el Centro de Estudios de Género y Refugiados, y Oxfam presentaron la demanda la semana pasada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia alegando que la destitución rápida de la niña el 27 de abril violó sus derechos ya que no se le permitió el debido proceso conforme a las leyes de amnistía e inmigración de los Estados Unidos. El secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, el comisionado interino de Protección de Fronteras y Aduanas de Estados Unidos, Mark Morgan, y el agente jefe de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Rodney Scott, fueron nombrados en la demanda.

La demanda es uno de los primeros desafíos legales de la nación a la orden de la administración Trump de restringir la inmigración en la frontera basada en una invocación sin precedentes de la Ley del Servicio de Salud Pública, que se implementó cuando se implementaron restricciones fronterizas el 20 de marzo para detener la propagación de COVID. -19.

Karla Vargas es abogada principal del Proyecto de Derechos Civiles de Texas, con sede en Alamo, Texas. (Sandra Sánchez / Informe fronterizo)

Desde 2008, la ley de los Estados Unidos siempre ha requerido que los niños migrantes no acompañados sean colocados dentro de las 72 horas bajo la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos bajo la Oficina de Reasentamiento de Refugiados. Pero Karla Vargas, del Proyecto de Derechos Civiles de Texas y abogada principal en el caso, sobre lunes dijo a Border Report que la administración Trump ahora se esconde detrás de la cubierta de COVID-19 y está usando la pandemia como excusa para expulsar sumariamente a los niños no acompañados rápidamente, sin ningún procesamiento formal, lo que ella dice que es ilegal.

La demanda alega que la niña fue detenida por la Aduana y Protección Fronteriza de los EE. UU. Después de ser perseguida por un perro de la Patrulla Fronteriza y caer en el Río Grande, y fue retenida sin ser procesada durante varios días antes de ser puesta en un vuelo de deportación de regreso a El Salvador.

“Ese es el problema con estas expulsiones. Cuando llega un niño no acompañado, normalmente hay que seguir estos pasos. La Patrulla Fronteriza ignoró todos esos pasos y mantuvo a la niña bajo custodia del DHS”, dijo Vargas. “La deportación requiere algún tipo de procesamiento. Este niño tuvo cero procesamiento”.

La deportación requiere algún tipo de procesamiento. Este niño tuvo cero procesamiento “.

Karla Vargas, abogada principal del Proyecto de Derechos Civiles de Texas

“La administración Trump se esconde detrás de COVID-19 como una forma de devolver a los niños a un peligro grave”, dijo el abogado de la ACLU, Lee Gelernt, en un comunicado. “Al igual que la horrible política de separación familiar de Trump, los tribunales deberían concluir que este último ataque contra niños es ilegal”. . ”

Border Report se comunicó con CBP y Border Patrol para obtener comentarios. Un funcionario de la Patrulla Fronteriza respondió el lunes y dijo: “Como cuestión de política, CBP no comenta sobre litigios pendientes. Sin embargo, la falta de comentarios no debe interpretarse como un acuerdo o estipulación con ninguna de las acusaciones”.

Con respecto a la expulsión de menores, el funcionario de CBP escribió: “Cuando se encuentran menores sin miembros adultos de la familia, CBP trabaja en estrecha colaboración con sus países de origen para transferirlos a la custodia de los funcionarios del gobierno y reunirlos con sus familias de manera rápida y segura, si es posible. ”

Vargas dice que la niña solicitó en repetidas ocasiones ponerse en contacto con su madre, que vive en Nueva York y que reside legalmente en los Estados Unidos después de obtener una orden de retención de deportación en 2018. La madre era un oficial de policía en El Salvador que alegó temor a la persecución por pandillas y legalmente ganaron el derecho de quedarse en los Estados Unidos.

los niña, conocido como GYJP en la demanda, según los informes , llegó al sur de Texas el 21 de abril y según la demanda “durante su detención, cayó al río Río Grande porque estaba tratando de alejarse de los perros patrulla de CBP. CBP la envió al hospital.”

Vargas dijo que no se le permitía contactar a un abogado ni a ningún asesor legal, y después de ser dada de alta del hospital se encontraba recluida en el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en McAllen, que comúnmente se llama el centro “Ursula”, debido a la avenida donde se encuentra el centro. se encuentra. Luego la enviaron a un hotel y, seis días después de su llegada, la llevaron a un vuelo de deportación a media noche, según la demanda.

“Esto fue un cierre completo de la puerta de acceso de cualquier tipo”, dijo Vargas, y agregó que la niña ahora está “escondida” en El Salvador.

“GYJP llegó a nuestra frontera huyendo de una violencia impensable, desesperada por reunirse con su madre”, dijo Jamie Crook, directora de litigios del Centro de Estudios de Género y Refugiados. “Bajo la orden ilegal, nuestro gobierno la envió nuevamente a peligro. La pandemia no exime a la administración Trump de sus obligaciones legales con los niños “.

Este es el segundo caso que involucra la expulsión de un niño no acompañado bajo las restricciones del Título 42 y COVID-19. La semana pasada, un juez federal en Washington, DC, retrasó temporalmente la expulsión de un niño de 16 años de Honduras, quien también fue detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza y retenido en un hotel antes de que la agencia buscara expulsarlo.

Según una ley contra la trata de personas de 2008 y un acuerdo de la corte federal conocido como el acuerdo de Flores, los niños de países distintos de Canadá y México deben tener acceso a asesoría legal y no pueden ser deportados de inmediato. También se supone que deben ser entregados a un patrocinador o familia que puedan tener en los Estados Unidos.

Pero desde que se implementaron las restricciones en la frontera suroeste, el número de niños enviados a ORR ha disminuido sustancialmente, mientras que el número de expulsiones del Sector Río Grande se ha disparado.

En abril, la Patrulla Fronteriza procesó a 166 niños como menores “no acompañados”, lo que significa que serían llevados a instalaciones de detención juvenil del HHS y se les permitiría permanecer en los Estados Unidos al menos temporalmente, y expulsaron a los 600 restantes, informó Associated Press.

En el año fiscal 2019, hubo casi 23,924 niños migrantes no acompañados procesados en el sector del Río Grande de la Patrulla Fronteriza, según las estadísticas de CBP. Pero las estadísticas hasta el 20 de mayo muestran que solo se han procesado 6, 716 niños no acompañados hasta ahora en este sector este año, una disminución del 72% . Y CBP ahora combina estadísticas para que los niños expulsados bajo el Título 42 ahora se incluyan con los procesados, bajo el Título 8 de los cargos de cruzar ilegalmente a los Estados Unidos.

“No sabemos cómo se documentan las expulsiones del Título 42, pero sabemos que muchas veces las personas no son ingresadas o procesadas bajo el sistema de inmigración ‘normal’ como lo eran antes del Título 42”, dijo Vargas.

El funcionario de CBP dijo a Border Report el lunes: “Durante cualquier tiempo que pasen en las instalaciones de CBP, los menores procesados bajo el Título 42 y el Título 8 recibirán servicios y comodidades de acuerdo con la ley y la política aplicables”.

Visite la página de inicio de BorderReport.com para conocer las últimas historias exclusivas y las últimas noticias sobre temas a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Copyright 2020 Nexstar Broadcasting, Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.

Tu Salud Importa

More Tu Salud Importa

No te lo pierdas

More NO TE LO PIERDAS