(The Hill) – La ciudad de Orlando, Florida, se disculpó el sábado por su mensaje del Día de la Independencia incluido en el boletín semanal de la ciudad que declaró que la nación estaba en “lucha” y cuestionó por qué la gente querría celebrar el día festivo.

“Mucha gente probablemente no quiera celebrar nuestra nación en este momento, y no podemos culparlos”, decía la edición del viernes de “City News” de Orlando. “Cuando hay tanta división, odio y malestar, ¿por qué demonios querrías tener una fiesta para celebrar algo de eso?”

La ciudad se disculpó al día siguiente y dijo que “lamenta sinceramente” el “impacto negativo” del mensaje.

“Entendemos que estas palabras ofendieron a algunos de nuestros residentes, lo cual no era nuestra intención”, escribió la ciudad en su disculpa. “Valoramos las libertades que tenemos en este país y estamos agradecidos con los hombres y mujeres que han luchado y siguen luchando por ellas. Nos enorgullecemos de celebrar el 4 de julio para expresar nuestra gratitud a esos hombres y mujeres y honrar el país en el que vivimos”.

La declaración provocó críticas generalizadas en línea, y muchos usuarios llamaron al boletín de la ciudad “antiestadounidense”. El mensaje también llamó la atención de la oficina del gobernador de Florida, Ron DeSantis (R).

“Oh, aquí vamos”, tuiteó Christina Pushaw, portavoz de DeSantis, el domingo.

“La ciudad de Orlando se disculpa si se sintió ofendido por su ataque el 4 de julio”, escribió. “Esto es lo que sucede cuando se elige a los demócratas, muchachos… ellos no tienen la misma visión de Estados Unidos que nosotros”.

A pesar de la reacción violenta, algunos aplaudieron el mensaje de la ciudad del 4 de julio.

“No necesitan disculparse: su primer correo electrónico capturó el tono de cuántos estadounidenses (y habitantes de Orlando) se sienten en este momento”, tuiteó el sábado la representante del estado de Florida Anna Eskamani (D), que representa partes de Orlando. “Está bien no estar bien.”