Un estudio sugiere que el coronavirus permanece en los órganos durante meses

Información Coronavirus

FILE – This 2020 electron microscope image provided by the National Institute of Allergy and Infectious Diseases – Rocky Mountain Laboratories shows SARS-CoV-2 virus particles which cause COVID-19, isolated from a patient in the U.S., emerging from the surface of cells cultured in a lab. (NIAID-RML via AP)

(The Hill) – Los datos de un nuevo estudio sugieren que el coronavirus que causa COVID-19 puede persistir en diferentes partes del cuerpo durante meses después de la infección, incluidos el corazón y el cerebro.

Los científicos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) encontraron que el virus se puede propagar ampliamente desde el tracto respiratorio a casi todos los demás órganos del cuerpo y persistir durante meses.

Los investigadores describieron el estudio como el “análisis más completo hasta la fecha” de la persistencia del virus en todo el cuerpo y el cerebro. Realizaron autopsias en 44 pacientes que murieron a causa de o con COVID-19 para mapear y cuantificar la distribución del virus en todo el cuerpo.

Daniel Chertow, investigador principal de la sección de patógenos emergentes de los NIH, dijo junto con sus colegas que se encontró ARN del virus en pacientes hasta 230 días después del inicio de los síntomas.

Los hallazgos, publicados en línea el sábado en un manuscrito preimpreso, arrojaron nueva luz sobre los pacientes que padecen el llamado “COVID-19 prolongado”.

El estudio encontró que el virus se había replicado en múltiples sistemas de órganos incluso entre pacientes con COVID-19 asintomático a leve.

El virus se detectó en los 44 casos y en 79 de las 85 ubicaciones anatómicas y muestras de fluidos corporales.

Si bien la “mayor carga” de infección estaba en los pulmones y las vías respiratorias, el estudio mostró que el virus puede “diseminarse temprano durante la infección e infectar células por todo el cuerpo”, incluido el cerebro, así como en el tejido ocular, los músculos y la piel, nervios y tejidos periféricos en los sistemas cardiovascular, gastrointestinal, endocrino y linfático.

“Nuestros datos apoyan una fase virémica temprana, que siembra el virus en todo el cuerpo después de una infección pulmonar”, escribieron los investigadores.

Las implicaciones del COVID-19 prolongado aún no se comprenden completamente, aunque es probable que el problema persista durante años.

Por ejemplo, todavía no está claro qué problemas, si los hay, tendrán las personas completamente vacunadas si se infectan. El estudio se realizó en los cuerpos de personas que murieron en el primer año de la pandemia antes de que las vacunas estuvieran disponibles.

Copyright 2022 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.