¿Pueden los niños tener ‘COVID prolongado’ después de las infecciones por coronavirus?

Información Coronavirus

(Getty Images)

¿Pueden los niños tener un “COVID prolongado” después de una infección por coronavirus?

Sí, pero los estudios indican que son menos propensos que los adultos a verse afectados por síntomas que persisten, reaparecen o comienzan un mes o más después de la infección.

Las estimaciones varían sobre la frecuencia con la que los síntomas conocidos como COVID-19 prolongados ocurren en los niños. Un estudio publicado recientemente en el Reino Unido encontró que aproximadamente el 4% de los niños pequeños y adolescentes tenían síntomas más de un mes después de infectarse. La fatiga, los dolores de cabeza y la pérdida del olfato se encontraban entre las quejas más comunes y la mayoría había desaparecido en dos meses.

La tos, el dolor en el pecho y la confusión mental se encuentran entre otros síntomas a largo plazo que a veces se encuentran en los niños y pueden ocurrir incluso después de infecciones leves o sin síntomas iniciales.

Algunos estudios han encontrado tasas más altas de síntomas persistentes que en el estudio del Reino Unido, pero se cree que los niños se ven afectados con menos frecuencia que los adultos. Aproximadamente el 30% de los pacientes adultos con COVID-19 desarrollan síntomas a largo plazo, según algunas estimaciones.

Los expertos no están seguros de qué causa los síntomas a largo plazo. En algunos casos, podría reflejar el daño orgánico causado por la infección inicial. O podría ser el resultado del virus y la inflamación que persiste en el cuerpo.

Los niños pueden desarrollar otros problemas poco frecuentes después de una infección inicial por coronavirus, incluida la inflamación del corazón o una afección conocida como síndrome inflamatorio multisistémico. Eso implica fiebre e inflamación que afectan diferentes partes del cuerpo, entre otros posibles síntomas. Los niños afectados generalmente necesitan ser hospitalizados, pero la mayoría se recupera. Una condición similar puede ocurrir en adultos.

La rápida propagación de la variante delta, altamente contagiosa, hace que algunos médicos se preocupen por la posibilidad de que un mayor número de niños corran riesgo de padecer COVID-19 prolongado y estas otras afecciones.

Debido al potencial de consecuencias a largo plazo, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda visitas médicas de seguimiento después de que los niños se recuperen de una infección inicial por coronavirus.

Copyright 2021 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.