TAMPA, Fla. (WFLA) – Los casos de Covid-19 en Florida y en Puerto Rico han comenzado a descender gradualmente en los últimos días, mientras que la media nacional continúa en aumento.

Una noticia esperada por muchos, que preocupados por el nivel de transmisibilidad de la variante Ómicron, han regresado a las medidas de protección que según los expertos podrían haber sido la clave para controlar la crisis.

Claudia MIly Espinoza, pediátra y profesora de Enfermedades Infecciosas de USF se refirió a estos números. “Mucha gente ya se ha vacunado y se ha puesto el booster que se ha visto que es definitivamente efectivo o se han enfermado tantos que ya hemos alcanzado esa inmunidad de rebaño por medio de la infección natural”.

Según cifras de los CDC, en menos de una semana, Florida ha visto una reducción del 31% de los casos y Puerto Rico un 30%.

A juicio de Espinoza, la prevención ha jugado un papel fundamental. “Las medidas de mitigación, sobre todo cuando se vio que había tanta transmisión en la comunidad. Hubo un poco más de conciencia social en la que las personas empezaron a usarlas con mayor atención y yo creo que eso tuvo que ver también con la disminución de los casos”, afirmó.

Pero pese a que los números nos favorecen, expertos como el doctor Omar Inaty dicen que aún no se puede cantar victoria. “Lo más importante es que aunque estos números estén bajos, los números en los hospitales no han bajado significativamente”.

Por lo que reitera el llamado de las autoridades médicas. “No debemos bajar la guardia, hay que mantener todas estas medidas de cautela para evitar terminar hospitalizados”.

Las autoridades médicas indicaron que ya estamos viendo los beneficios de la inmunización de rebaño, pero que aún un 30% de la población se encuentra expuesta a las complicaciones de un virus que le ha costado la vida a casi 900 mil personas solo en los Estados Unidos.