TAMPA, Florida (WFLA) – Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informan que los jóvenes están siendo hospitalizados con coronavirus en cifras récord.

Un hospital del área de Tampa Bay dice que ya está experimentando un aumento, y eso es que las escuelas aun no han completado ni su primera semana de haber reiniciado luego de la pausa por las fiestas.

Los médicos están preocupados por la gripe y también por el COVID-19, ya que es la temporada de los virus respiratorios.

Durante la semana del 22 al 28 de diciembre, los CDC informan que un promedio de 378 jóvenes fueron admitidos en hospitales de EE.UU. con COVID-19 cada día. Eso es un aumento del 66% con respecto a la semana anterior y un récord de pandemia, según datos federales.

Los médicos del área de Tampa Bay están preocupados por lo que vendrá ya que este aumento ocurrió antes de que los estudiantes regresaran al aula.

“Estamos preocupados”, dice la Dra. Allison Messina.

Messina trata a los niños que luchan contra el COVID-19 en el Johns Hopkins All Children’s Hospital en St. Pete.

Ella dice que si bien no está claro si la nueva cepa es más peligrosa, ómicron está provocando problemas respiratorios graves en algunos niños.

“Nos dirigimos en una dirección ascendente en este momento”, dice Messina. “Ya hemos tenido que hacer planes especiales y modificaciones en nuestras salas”.

Entonces, ¿qué hay detrás del aumento en las hospitalizaciones?

En una conferencia de prensa en Fort Lauderdale, el gobernador Ron DeSantis dijo que algunos en el hospital con COVID-19 realmente están allí por otras razones.

“Ver quién está siendo admitido por COVID versus quién puede ser admitido con COVID será importante para registrar realmente la gravedad de lo que estamos viendo”, dijo DeSantis el lunes.

8 On Your Side le preguntó a la Dra. Messina si los niños están ingresando en hospitales locales debido a COVID o si incidentalmente dan positivo en las pruebas.

“Ambos”, dice Messina. “Tenemos algunos niños que están ingresando y en realidad están enfermos con síntomas respiratorios, dificultad para respirar, falta de aire”.

También hay casos positivos incidentales ya que el hospital está examinando a todos los pacientes.

En este momento, no hay datos de fácil acceso que distingan estos casos positivos incidentales.

Sin embargo, si le preocupan los recursos hospitalarios, Messina dice que la distinción es menos relevante.

“Ya sea que estén ahí para COVID o no, si es que lo tienen, tenemos que ser muy cautelosos”, dice Messina. “Se necesitan muchos más recursos para cuidar a los pacientes con cornovarivus”.

El consejo de la doctora es vacunar y hacer que sus hijos reciban la vacuna de refuerzo.

Si tienen cinco años o más, califican para recibir la vacuna.

A partir del lunes, los niños de 12 años en adelante califican para recibir el refuerzo de Pfizer.