ATENAS, Grecia (AP) – Los legisladores griegos aprobaron una legislación que hace que la vacunación contra el COVID-19 sea obligatoria para todos los residentes mayores de 60 años, para hacer frente a un aumento de la infección y la aparición de la variante ómicron.

El proyecto de ley respaldado por el gobierno de centro-derecha y un partido de oposición de centro-izquierda, pero rechazado por todos los demás partidos de oposición, apunta al grupo de edad del país que es más vulnerable a la muerte o la intubación por el coronavirus.

Alrededor del 17% de los griegos mayores de 60 años aún no han sido vacunados.

Tienen hasta el 16 de enero para recibir sus primeras vacunas, o serán multados con 100 euros (113 dólares) por cada mes que permanezcan sin vacunar.