(The Hill) – La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció el jueves que había autorizado la primera prueba para detectar COVID-19 a través del aliento para uso de emergencia.

El equipo InspectIR para pruebas COVID-19 puede identificar cinco compuestos orgánicos volátiles relacionados con el coronavirus en el aliento de una persona mediante el uso de una técnica conocida como cromatografía de gases espectrometría de masas de gases, que brinda resultados en menos de tres minutos, según la FDA.

La agencia dijo que en un estudio de 2,409 personas, que incluyó a personas con y sin síntomas, la prueba tuvo una tasa de especificidad del 99.3 por ciento, que mide el porcentaje de muestras de prueba negativas identificadas correctamente.

La FDA también señaló que el equipo InspectIR para pruebas COVID-19 tenía una tasa de sensibilidad del 91.2 por ciento, que mide el porcentaje de muestras de prueba positivas identificadas correctamente.

Aún así, la agencia de salud dijo que se debe usar una prueba molecular para confirmar los resultados positivos de la prueba de aliento COVID-19.

“La autorización de hoy es otro ejemplo más de la rápida innovación que ocurre con las pruebas de diagnóstico para COVID-19”, dijo en un comunicado Jeff Shuren, director del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA.

“La FDA continúa apoyando el desarrollo de nuevas pruebas de COVID-19 con el objetivo de promover tecnologías que puedan ayudar a abordar la pandemia actual y posicionar mejor a los EE.UU. para la próxima emergencia de salud pública”.

El equipo InspectIR COVID-19, que según la FDA era aproximadamente del tamaño de una pieza de equipaje de mano, podrá usarse en lugares como sitios de prueba móviles, hospitales y consultorios médicos, dijo la agencia.

Se prevé que cada semana se fabriquen alrededor de 100 de los equipos InspectIR para realizar pruebas COVID-19, cada uno de los cuales, según la FDA, puede usarse para analizar aproximadamente 160 muestras por día.