WASHINGTON (AP) — Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) extenderán su mandato de mascarillas de viaje por dos semanas para monitorear un posible aumento en los casos de COVID-19, según una fuente de Associated Press.

Una ola inoportuna de nuevos casos de COVID-19 ha creado dolores de cabeza políticos para los legisladores mientras buscan que el país regrese a algo cercano a la normalidad. El Departamento de Transporte de EE.UU. planeó publicar el requisito de uso de mascarillas el lunes 18 de abril, por recomendación de los CDC, pero un resurgimiento de casos positivos ha hecho que los legisladores retrocedan.

En los últimos días, varios demócratas prominentes, incluida la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi (D-Calif.); los representantes Adam Schiff (D-Calif.) y Joaquín Castro (D-Texas); y dos miembros del gabinete del presidente Biden, todos dieron positivo por el virus.

Según el COVID Data Tracker de los CDC, la tendencia de casos se volvió positiva después de alcanzar su punto más bajo desde julio de 2021.

Los republicanos han estado clamando por poner fin a lo que consideran onerosos protocolos de salud mientras continúan afirmando que la fatiga por COVID se ha convertido en una epidemia propia después de más de dos años de restricciones sociales, incertidumbres en la atención médica y agitación económica provocada por la pandemia mundial.

A fines de marzo, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció una demanda federal contra los mandatos de mascarillas para el transporte público. El gobernador calificó la represión del gobierno federal contra los mandatos de mascarilla como “teatro COVID”.