GINEBRA (AP) — El número de nuevos casos de coronavirus reportados en todo el mundo aumentó por quinta semana consecutiva, mientras que el número de muertes se mantuvo relativamente estable, informó el jueves la Organización Mundial de la Salud.

En la revisión semanal de la agencia de salud de la ONU sobre la pandemia de COVID-19, la OMS dijo que se confirmaron 5,7 millones de nuevas infecciones la semana pasada, lo que representa un aumento del 6%. Hubo 9.800 muertes, más o menos similar a la cifra de la semana anterior.

A principios de esta semana, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que la pandemia aún califica como una emergencia mundial y que estaba “preocupado” por el aumento reciente.

“El virus corre libremente y los países no están manejando de manera efectiva la carga de la enfermedad”, dijo durante una conferencia de prensa el martes. “Nuevas oleadas del virus demuestran nuevamente que el COVID-19 no ha terminado”.

En las últimas dos semanas, los casos de COVID-19 informados a la OMS aumentaron un 30 %, impulsados en gran medida por los parientes omicron enormemente infecciosos, BA.4 y BA.5. Las dos subvariantes de omicron han mostrado una capacidad preocupante para volver a infectar a personas previamente vacunadas o que se han recuperado de COVID.

Según la OMS, los mayores aumentos en los casos de COVID-19 se observaron en el Pacífico Occidental y Oriente Medio, donde aumentaron en más de una cuarta parte. Las muertes aumentaron un 78 % en Oriente Medio y un 23 % en el sudeste asiático, mientras que en otros lugares descendieron o se mantuvieron estables.

La OMS dijo que los programas relajados de vigilancia y prueba de COVID-19 en numerosos países han complicado los esfuerzos para rastrear el virus y detectar nuevas variantes potencialmente peligrosas.

En los EE. UU., las nuevas variantes de omicron han aumentado las hospitalizaciones y las muertes en las últimas semanas, lo que llevó a algunas ciudades y estados a repensar sus enfoques. El coordinador de COVID-19 de la Casa Blanca, el Dr. Ashish Jha, durante una aparición televisiva el miércoles, pidió vacunas de refuerzo y una vigilancia renovada contra el virus.

El equipo de respuesta de la Casa Blanca también instó a todos los adultos mayores de 50 años a que reciban urgentemente un refuerzo si aún no lo han hecho este año, y disuadió a las personas de esperar la próxima generación de vacunas que se espera para el otoño.