(NEXSTAR) – Para muchos, la primavera puede significar el regreso de las alergias estacionales. Pero, ¿cómo puedes saber si es el polen o las últimas variantes de COVID-19 lo que te hace estornudar?

Los síntomas más comunes asociados con la variante ómicron (que representa casi todos los casos de COVID-19 en los EE.UU. en este momento) son secreción nasal, dolor de cabeza, fatiga, estornudos y dolor de garganta, según el Estudio ZOE Covid, que ha estado rastreando síntomas de COVID-19 en el Reino Unido.

Algunos de esos síntomas se superponen con las alergias, lo que puede hacer que sea confuso (y estresante) cuando empieces a sentirte mal.

La mejor manera de responder a la pregunta de si tiene el coronavirus o solo alergias es hacerse una prueba de COVID, ya sea una prueba rápida en el hogar o una prueba de PCR en un lugar de prueba.

Mientras espera sus resultados, también puede comparar los síntomas más comunes de las alergias y el COVID-19, tal como lo explica la Clínica Mayo:

Síntoma Con COVID-19 Con alergias
Tos Generalmente A veces
Fiebre Generalmente Nunca
Dolores musculares Generalmente Nunca
Cansancio Generalmente A veces
Picazón en la nariz, los ojos, la boca, los oídos Nunca Generalmente
estornudos Casi nunca Generalmente
Dolor de garganta Generalmente Casi nunca
Náuseas o vómitos A veces Nunca
Nariz mocosa o congestionada Generalmente Generalmente
Ojo rosa A veces A veces
Diarrea A veces Nunca
Pérdida del olfato o del gusto Generalmente A veces

También podría tener un resfriado común o gripe. Para obtener más información sobre esas posibilidades, consulta el desglose de síntomas de Mayo Clinic.

Los síntomas de omicron hicieron que fuera más difícil distinguirlo de otras dolencias que las variantes anteriores del virus, como delta. La pérdida del olfato o del gusto, por ejemplo, solía ser una señal segura de que tenía el coronavirus, pero se descubrió que era mucho menos común con ómicron.

Las personas vacunadas contra el COVID-19 también tienen más probabilidades de experimentar síntomas similares a los del resfriado con una infección por omicrón, mientras que las personas no vacunadas tienen más probabilidades de informar síntomas similares a los de la gripe y dificultad para respirar.

En los EE.UU., la subvariante BA.2 de ómicron ha comenzado a superar al tipo BA.1 de ómicron que causó el reciente aumento invernal, pero ambos tipos de omicron causan los mismos síntomas.