JUÁREZ, México (Informe Fronterizo) – Dos nuevos presuntos actos de terror relacionados con las drogas están siendo reportados en el estado de Chihuahua, donde las bandas de narcotraficantes continúan luchando por el territorio y expandieron las ventas de drogas.

En horas de la madrugada del miércoles, vecinos de la colonia Riberas del Bravo, cerca de Río Grande, alertaron a la policía sobre el cuerpo de un hombre tirado a un costado de la carretera. Los agentes descubrieron al llegar que al cuerpo envuelto en mantas le faltaba la cabeza. La cabeza fue encontrada cerca dentro de una bolsa de plástico negra.

La policía de Juárez le dijo a Border Report que este es el tercer cuerpo decapitado que encuentran en la ciudad este mes, y el hallazgo del miércoles eleva el total de asesinatos en julio a 42. La policía sostiene que la mayoría de los asesinatos están relacionados con las drogas y que el desmembramiento es una táctica utilizada por pandillas para intimidar a sus rivales.

Se sabe que varias pandillas asociadas con el cártel de Sinaloa operan en la parte sureste de la ciudad y en comunidades agrícolas conocidas colectivamente como el “Valle de Juárez”.

En tanto, medios noticiosos locales reportaron el asesinato de cinco hombres y una mujer dentro de una vivienda en la colonia Saguaro de la ciudad de Chihuahua la noche del martes. Las víctimas fueron atadas de pies y manos y, según los informes, cinco recibieron disparos con pistolas de 9 mm; el sexto aparentemente fue apuñalado y estrangulado con un cable.

Border Report se comunicó con la Procuraduría General de Justicia de Chihuahua para obtener información adicional y está esperando una respuesta.