SAN DIEGO (Informe fronterizo) — Sin mucha fanfarria, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE.UU. ha permitido que algunos solicitantes de asilo ingresen a los EE.UU. a través del puerto de entrada de San Ysidro después de proporcionar a los migrantes las excepciones del Título 42.

La abogada de inmigración Erika Pinheiro dice que desde finales de abril, se les ha dado acceso al norte de la frontera a unos 350.

“Han abierto un camino para los más vulnerables”, dijo. “Se trata de personas con problemas médicos graves o que han sufrido violencia que las pone en riesgo inmediato”.

Abogada Erika Pinheiro. (Jorge Nieto/Especial para Informe Fronterizo)

Según Pinheiro, ella y otros defensores de los inmigrantes recibieron la tarea de CBP de seleccionar a los inmigrantes con los casos más urgentes.

Pero afirmó que las cifras palidecen en comparación con los 1,000 ucranianos a los que se les permitió cruzar la frontera casi a diario hasta el 25 de abril.

“Hay muy pocos que están permitidos”, dijo. “Gracias a Dios se ha abierto este camino, aunque es muy pequeño estamos trabajando con esos pocos migrantes”.

La mayoría de los migrantes que obtienen permiso para cruzar la frontera se han quedado en albergues.

Mayra Pena es una inmigrante del estado mexicano de Michoacán que acaba de recibir una excepción del Título 42 para cruzar la frontera y buscar asilo. (Jorge Nieto/Especial para Informe Fronterizo)

“Han sido secuestrados, han desaparecido y han sido amenazados”, dijo Mayra Pena al hablar de familiares en el estado mexicano de Michoacán.

Debido a la violencia y las amenazas, partieron en septiembre pasado y llegaron a Tijuana, al sur de San Diego.

El miércoles supo que ella y su familia habían sido seleccionados para cruzar la frontera en los próximos días.

“Mi corazón saltó de emoción cuando lo escuché”, dijo. “Cuando recibí la llamada telefónica del abogado, le dije a los miembros de mi familia y me dijeron: ‘Dejen de jugar’. No podían creerlo”.

Peña dice que su familia probablemente se dispersará por todo Estados Unidos para irse a vivir con la familia y donde puedan encontrar trabajo.

En su caso, dice que va a Phoenix, mientras que los demás se dirigen a San José, California, y al estado de Washington.

Weslyn es una solicitante de asilo de Haití a la que se le acaba de otorgar una excepción del Título 42. (Jorge Nieto/Especial para Informe Fronterizo)

Pinheiro dijo que los migrantes a los que se les otorgan las excepciones son de toda América Latina, Haití, Siria, Rusia y otras partes del mundo.

“Me siento tan feliz”, dijo Weslyn, quien es de Haití.

Él, su esposa y su hija también recibieron el visto bueno y recibieron autorización para cruzar la frontera.

En el caso de Weslyn, se le dio una excepción debido a su grave condición médica.

“Fue extremadamente difícil, pero demuestra que nada es imposible”, dijo.

Weslyn dice que tiene parientes en la costa este que aceptaron acogerlos y ayudarlo a obtener atención médica.

“Tenemos que dar prioridad a los casos más vulnerables, mi esperanza es que pronto se abran más puertas”, dijo Pinheiro.

Con respecto al procesamiento de las excepciones del Título 42 en la frontera, un portavoz de CBP proporcionó esta declaración:

“La Orden de salud pública del Título 42 de los CDC permanece vigente con respecto a los adultos solteros y las unidades familiares, y el Departamento de Seguridad Nacional continúa operando de acuerdo con esa Orden en la mayor medida posible. De acuerdo con la Orden de los CDC, el DHS continúa otorgando Excepciones del Título 42 a individuos particularmente vulnerables de todas las nacionalidades por razones humanitarias. Todas las excepciones se hacen caso por caso”.

No está claro si estas excepciones del Título 42 están ocurriendo en otros puertos de entrada a lo largo de la frontera sur.