BERLÍN (AP) — Un enorme acuario en Berlín reventó, derramando escombros, agua y más de mil peces tropicales fuera de la atracción turística AquaDom en el corazón de la capital alemana la madrugada del viernes.

La policía dijo que partes del edificio, que también contiene un hotel, cafeterías y una tienda de chocolates, sufrieron daños cuando 1 millón de litros (264,000 galones) de agua salieron del acuario poco antes de las 6 a.m. (0500 GMT). El servicio de bomberos de Berlín dijo que dos personas resultaron levemente heridas.

La empresa propietaria de AquaDom, Union Investment Real Estate, dijo en un comunicado el viernes por la tarde que las razones del incidente “todavía no estaban claras”.

La alcaldesa Franziska Giffey dijo que el incidente había desatado un “verdadero tsunami” de agua, pero que la hora de la madrugada había evitado muchas más lesiones.

“A pesar de toda la destrucción, tuvimos mucha suerte”, dijo. “Habríamos tenido daños humanos terribles” si el acuario hubiera estallado incluso una hora más tarde, una vez que más personas estaban despiertas y en el hotel y sus alrededores, dijo.

Das Aquadom Bei Der Whale Night Berlin Im Sealife In Berlin Am 110604 (Foto de Franziska Krug/Getty Images)

El AquaDom de 25 metros de altura (82 pies de altura) fue descrito como el tanque cilíndrico más grande del mundo y contenía más de mil peces tropicales antes del incidente. Entre los 80 tipos de peces que albergaba estaban el cirujano azul y el pez payaso, dos coloridas especies conocidas por la popular película animada “Buscando a Nemo”.

“Desafortunadamente, ninguno de los 1,500 peces se pudo salvar”, dijo Giffey.

Se estaban realizando esfuerzos el viernes por la tarde para salvar entre 400 y 500 peces más pequeños alojados en acuarios debajo del vestíbulo del hotel. Sin electricidad, sus tanques no recibían el oxígeno necesario para sobrevivir, dijeron las autoridades.

“Ahora se trata de evacuarlos rápidamente”, dijo a la agencia de noticias alemana dpa Almut Neumann, funcionario de la ciudad a cargo de asuntos ambientales en el distrito berlinés de Mitte.

Un bombero camina entre los escombros frente a un hotel donde un enorme acuario estalló en Berlín, Alemania, el viernes 16 de diciembre de 2022. La policía alemana dice que una enorme pecera en el centro de Berlín estalló, causando una ola de devastación en y alrededor de la atracción turística Sea Life. (Foto AP/Markus Schreiber)

Varias organizaciones, incluido el zoológico de Berlín, se ofrecieron a acoger a los peces supervivientes.

El operador del acuario Sea Life dijo que estaba triste por el incidente y que estaba tratando de obtener más información sobre el incidente de los propietarios del AquaDom.

El propio acuario de Sea Life está ubicado en el mismo edificio y los visitantes pueden recorrerlo y el AquaDom con un solo boleto.

Se especuló que las temperaturas bajo cero que bajaron a menos 10 grados Celsius (14 grados Fahrenheit) durante la noche causaron una grieta en el tanque de vidrio acrílico, que luego explotó bajo el peso del agua. La policía dijo que no había evidencia de que el incidente fuera resultado de un acto malicioso.

Alrededor de 300 invitados y empleados tuvieron que ser evacuados del hotel que rodea el acuario, dijo la policía.

Sandra Weeser, una legisladora alemana que se hospedaba en el hotel, dijo que la despertó una gran explosión y pensó que podría haber sido un terremoto.

“Hay fragmentos (de vidrio) por todas partes. Los muebles, todo se ha inundado con agua”, dijo. “Se parece un poco a una zona de guerra”.

La policía dijo que una tienda de chocolates Lindt y varios restaurantes en el mismo complejo de edificios, así como un estacionamiento subterráneo al lado del hotel, sufrieron daños. Un portavoz del servicio de bomberos dijo que los expertos en seguridad de edificios estaban evaluando hasta qué punto el hotel había sufrido daños estructurales.

Horas después del incidente, los camiones comenzaron a retirar los escombros que se habían derramado en la calle frente al hotel. Envoltorios de chocolate Lindt de colores brillantes estaban esparcidos frente al edificio donde la tienda de chocolate había sido dañada. Una pequeña multitud de turistas y espectadores tomaron fotos desde detrás de la línea policial al otro lado de la calle.

Un pez muerto yace entre los escombros frente al hotel Radisson Blu, donde un enorme acuario ubicado en el vestíbulo del hotel estalló el 16 de diciembre de 2022 en Berlín. – (Foto de JOHN MACDOUGALL/AFP vía Getty Images)

El acuario, que se modernizó por última vez en 2020, es un importante imán turístico en Berlín. El viaje en ascensor de 10 minutos a través del tanque tropical fue uno de los aspectos más destacados de la atracción.

El grupo de derechos de los animales PETA tuiteó el jueves que el acuario se convirtió en una “trampa mortal” para los peces alojados en él. “Esta tragedia provocada por el hombre muestra que los acuarios no son un lugar seguro para los peces y otras especies marinas”, escribieron.

Iva Yudinski, una turista de Israel que se había hospedado en el hotel, dijo que estaba conmocionada por el incidente.

“Justo ayer lo vimos y estábamos tan asombrados (por) su belleza”, dijo. “De repente todo desapareció. Todo es un desastre, un desastre total”.