TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa) — Shakira podría sentarse en el banquillo de los acusados ​​por presunto fraude fiscal luego de decidir no llegar a un acuerdo con la fiscalía de España y, de encontrársele culpable de delito de fraude fiscal, podría enfrentar una condena en prisión.

La Fiscalía de Barcelona presentó ayer un escrito de acusación en el que pide ocho años y dos meses de cárcel para la cantante, más una multa de alrededor 24 millones de dólares, según informaron medios españoles el viernes.

El presidente del Sindicato de Técnicos de Hacienda, Carlos Cruzado, se pronunció en un programa de entrevistas nocturno español sobre el caso de la cantante que ha sido acusada de seis delitos fiscales.

“Ella corre un riesgo muy grande de que la acusen de seis delitos fiscales, con las sanciones que eso podría acarrear”, dijo Cruzado.

Cruzado dijo que estaba sorprendido de que la cantante se arriesgara a ir a juicio con una sentencia que incluso podría llevarla a la cárcel y dijo que “es muy probable que antes del juicio llegue a un acuerdo, porque la mayoría de sus delitos fiscales son agravados y con penas que pueden llegar hasta los seis años de prisión por cada uno de los delitos”.

La estrella pop colombiana de 45 años “confía plenamente en su inocencia y, por lo tanto, no acepta una conformidad”, dijo la firma Llorente y Cuenca, representantes de relaciones públicas de la artista, en un comunicado.

La fiscalía española acusó a la cantante en 2018 de evadir el pago de 14.5 millones de euros en impuestos sobre la renta obtenida entre 2012 y 2014. Los fiscales alegan que vivía principalmente en España a pesar de tener una residencia oficial en las Bahamas.

Shakira, cuyo nombre completo es Shakira Isabel Mebarak Ripoll, tiene dos hijos con el astro del fútbol Gerard Piqué. La pareja vivía en Barcelona, pero recientemente terminó su relación de 11 años.