(NewsNation) — Un tiroteo que acabó con la vida de una directora de fotografía y que involucró al actor Alec Baldwin el año pasado fue un accidente, según una determinación hecha por la Oficina Forense de Nuevo México luego de completar una autopsia y una revisión de los informes policiales.

El informe del investigador médico fue hecho público el lunes por la Oficina del Sheriff del Condado de Santa Fe junto con numerosos informes del FBI sobre el revólver y las municiones que se recolectaron después del tiroteo.

El informe forense del FBI muestra que el revólver calibre .45 utilizado en el tiroteo fatal en el set de filmación de “Rust” no podría haber sido disparado sin apretar el gatillo.

Sin embargo, Baldwin le dijo a George Stephanopoulos de ABC en diciembre que “no se apretó el gatillo. Yo no apreté el gatillo”. Baldwin también dijo que creía que estaba manejando una “pistola fría”, es decir, una sin munición real.

Baldwin habló sobre el incidente con el presentador entrante de NewsNation, Chris Cuomo, en su podcast. El episodio completo se estrenará el martes.

Si bien el informe del FBI no proporciona pruebas de ninguna intención ni sugiere que el incidente fue algo más que un trágico accidente, sí cuestiona la credibilidad de Baldwin.

La directora de fotografía Halyna Hutchins recibió un disparo mortal en el set el 21 de octubre y el director de cine Joel Souza resultó herido.

En un comunicado, un abogado de Baldwin dijo: “Esta es la tercera vez que las autoridades de Nuevo México descubren que Alec Baldwin no tenía autoridad ni conocimiento de las condiciones supuestamente inseguras en el set, que la persona a cargo de la seguridad le dijo en el plató que el arma estaba ‘fría’ y creía que el arma era segura”.

Associated Press contribuyó a este informe.