EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — Es difícil pensar en una mejor manera para que Paul McCartney celebre su 80 cumpleaños que cantando “Glory Days” en el escenario con Bruce Springsteen o recibiendo una serenata de unos 60,000 fanáticos.

Así es, el “Beatle Lindo” cumple 80 años el sábado. Es uno de esos hitos culturales que te deja sin aliento. ¿Ha pasado TANTO tiempo? – junto con una apreciación de lo que todavía tiene para ofrecer.

Ya que ha pasado más de medio siglo desde que los Beatles se separaron.

Al igual que varios otros miembros de la generación “espero morir antes de envejecer”, incluidos Bob Dylan, los Rolling Stones y el excompañero de los Beatles Ringo Starr, McCartney sigue trabajando, sigue compartiendo su música desde el escenario. Otro ícono de la década de 1960, Brian Wilson de los Beach Boys, está programado para tocar en el Teatro Starlight en Kansas City en su 80° cumpleaños el lunes.

“Tiene una exuberancia juvenil que no tiene edad”, dijo Bob Spitz, biógrafo de los Beatles. “Todavía hay algo de ese chico de 21 años que brilla en todas sus actuaciones”.

Sería un cliché, e incorrecto, sugerir que el tiempo no ha pasado factura. La fragilidad de su voz fue evidente mientras cantaba “Blackbird” el jueves por la noche en el MetLife Stadium, la noche final de una breve gira por Estados Unidos. Luchó por las notas altas en “Here Today”, su carta de amor a John Lennon, a quien la bala de un asesino le robó una larga vida.

La habilidad de una banda simpática, junto con la imaginación y las voces de la audiencia, reparan los puntos difíciles.

“Sí, sí, claro, se acerca un cumpleaños”, dijo McCartney, escaneando letreros en la audiencia que le recordaban. “No estoy tratando de ignorarlo, pero…”

La multitud ofreció una serenata espontánea de “Feliz cumpleaños”, incluso antes de que el chico de Jersey, Jon Bon Jovi, sacara un puñado de globos durante el bis para guiarlos en otro verso.

Ese otro chico de Jersey, Springsteen, se unió a McCartney para el dueto en “Glory Days” y una versión de “I Wanna Be Your Man”. Más tarde apareció para unirse al duelo de guitarras de “Abbey Road”.

Para la mayoría de los artistas, la aparición de tal realeza local sería un momento difícil de superar. La mayoría de los artistas no pueden sacar inmediatamente “Let it Be” y “Hey Jude” para seguirlo.

Para conmemorar el cumpleaños, la revista Stereogum pidió a 80 artistas que eligieran su canción favorita de McCartney, y las opciones fueron notables en su amplitud: desde el corte anterior a los Beatles de 1958 “In Spite of All the Danger” (que McCartney interpretó en MetLife) hasta su Colaboración de 2016 con Rihanna y Kanye West “FourFiveSeconds” (que no lo hizo).

David Crosby y Dan Auerbach de Black Keys eligieron “Eleanor Rigby”. El maestro del espectáculo Wayne Coyne de Flaming Lips eligió “Magical Mystery Tour”. Steve Earle seleccionó “Every Night”, mientras que Joe Elliott de Def Leppard fue contra todo tipo con la suave “Little Lamb Dragonfly”. Mac DeMarco eligió la epopeya de “Ram”, “The Back Seat of My Car”.

Muchos comentaron sobre la injusticia de tener que elegir solo uno.

La característica de Stereogum ilustró los variados puntos de entrada que los músicos de diferentes generaciones tienen en un catálogo vivo y palpitante. Por ejemplo, reveló que un álbum en gran parte pasado por alto como “McCartney II” de 1980 tuvo un impacto mucho mayor en los artistas en desarrollo de lo que su recepción en ese momento hubiera presagiado.

El viernes, el equipo de McCartney anunció que empaquetaría “McCartney II” con sus otros álbumes de bricolaje, “McCartney” de 1970 y “McCartney III” de 2020, en una caja que saldrá a la venta en agosto.

¿Qué tan extenso es el cancionero? McCartney interpretó 38 canciones en MetLife, 20 de ellas canciones de los Beatles, e incluso se las arregló para perderse una década entera. ¿Recuerdas la década de 1990?

Con la ayuda de Peter Jackson, quien reinventó las sesiones de “Get Back” para el proyecto de televisión del año pasado, McCartney pudo realizar un “dúo” virtual con Lennon cantando su parte de “I’ve Got a Feeling” desde el concierto en la azotea de Apple. McCartney también rindió homenaje a George Harrison, quien murió en 2001, con una versión de “Algo” que comenzó con Paul en un ukelele que George le dio y construyó una versión de banda completa.

Spitz recordó un clip de película de la era de los Beatles de Lennon diciéndole a un entrevistador que se quedaría estupefacto si durara más de 10 años. McCartney se paró junto a él riéndose.

Lennon tenía razón sobre los Beatles como unidad, pero no sobre la música. No podría haber imaginado que en 2020, un adulto que hacía cola para ingresar a MetLife se escuchaba preguntarle a un acompañante: “¿Dónde están mamá y papá?”

El inconteniblemente alegre McCartney se fue con una promesa cuando estalló el último fuego artificial y salió del escenario.

“Hasta la próxima”.