‘Manifest’ despega en Netflix para su cuarta y última temporada

Cuando NBC canceló el drama familiar de ciencia ficción “Manifest” el año pasado después de tres temporadas, los fanáticos quedaron devastados: el misterio central sobre un avión comercial que desapareció durante más de cinco años, solo para aterrizar con tripulación y pasajeros que no habían envejecido ni un día, no estaba ni cerca de resolverse.

La cancelación luego de varios momentos de suspenso también dejó al elenco, encabezado por Josh Dallas y Melissa Roxburgh, desconsolado. Los actores y el equipo se habían acercado y estaban involucrados en la historia, además de depender de un trabajo estable.

El 4 de noviembre en Netflix, la primera mitad de una temporada final de 20 episodios comenzará a transmitirse. Dallas dijo que la oportunidad de darles a los fanáticos un final para la historia es una bendición.

“Hubiera sido cruel dejar a estos personajes colgados como estaban al final de la tercera temporada y cruel para los fanáticos del programa”, dijo el actor que interpreta a Ben Stone, el líder no oficial de sus compañeros de viaje. “Es enormemente satisfactorio poder completar sus viajes”.

Casi al mismo tiempo que la cancelación, las dos primeras temporadas comenzaron a transmitirse en Netflix. Rápidamente subió a la cima de su lista de más vistos, y se quedó allí.

“Todos estábamos mirando con un ojo abierto para ver cuánto duraría”, dijo Roxburgh, quien interpreta a Michaela Stone, una expolicía que era pasajera en ese misterioso viaje en avión junto con su hermano Ben y su sobrino.

La nueva popularidad en el servicio de transmisión fue agridulce, ya que Netflix inicialmente no mostró ninguna inclinación por salvar la serie a pesar de la audiencia que encontró en la plataforma.

El miembro del elenco Matt Long se resignó a la familiaridad de ese sentimiento “devastador”: su serie aclamada por la crítica “Jack & Bobby” fue cancelada por WB después de solo una temporada en 2005.

“Tampoco sabía cómo funcionan las cosas”, dijo Long sobre ese primer trabajo. “Cuando se canceló fue como si me hubieran quitado la alfombra”.

Pero el creador y showrunner Jeff Rake siguió presionando y tuiteando, manteniendo viva la esperanza con la ayuda de admiradores de alto perfil como Stephen King, que hicieron lo mismo. Eventualmente valió la pena: alrededor de dos meses después de su cancelación, el renacimiento del programa tomó vuelo con Netflix.

Un gran cambio de esta temporada es que el personaje de Cal, el hijo de Ben, ha sido renovado con Ty Duran. Al final de la tercera temporada, Cal de repente, y como es habitual en el programa, misteriosamente, envejeció los cinco años y medio que perdió mientras estaba en el avión.

Duran dice que usó a Jack Messina, quien interpretó al “pequeño Cal”, como guía para mantener la esencia del personaje y “robar… todas las buenas decisiones que estaba tomando e intentar que la transición fuera lo más fluida posible”.

Roxburgh dijo que la partida del “pequeño Cal” fue un shock para el elenco.

“Para ser honesto, dijimos: ‘No queremos esto’. Y luego, cuando Ty entró en escena, encarna la energía de Jack Messina y Cal de manera tan completa pero de una manera más adulta”, dijo Roxburgh. “Fuera de la pantalla aporta tanto humor y tanta ligereza al trabajo. Ty realmente se mezcló tan fácilmente con lo que teníamos”.

El elenco y el equipo terminaron recientemente la filmación de la temporada, esta vez despidiéndose para siempre. Sin embargo, a pesar del final del programa, Dallas dice que los lazos establecidos permanecerán.

“Todos nos hemos convertido en una familia de muchas maneras”, dijo. “Quiero decir, Melissa, no solo somos grandes, grandes amigos, mejores amigos, sino que realmente somos como hermana y hermano. Aunque siempre vamos a estar en contacto, siempre recordaré y estaré agradecido por este tiempo”.

El elenco dice que filmar el final de la serie fue fascinante debido a todos los cabos sueltos en el camino que de repente se ataron.

“De hecho, comenzamos a filmar el episodio final antes de tener el guión”, dijo Roxburgh. “Fue interesante porque estás actuando cosas de las que no tienes idea. Todos estábamos un poco perdidos. Pero luego, cuando finalmente nos sentamos y leímos ese episodio final, es tan rico”.

Para un programa con innumerables giros y vueltas, la temporada final tendrá respuestas.

“Hay tantas cosas sorprendentes e increíbles que sucedieron en el camino”, dijo Dallas. “Pero cuando llegamos allí, piensas: ‘Esto tiene sentido'”.