TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) – El cantante colombiano Maluma ha conmovido corazones al compartir un tierno video en el que regala una casa a un joven fan que batalla contra el cáncer.

Juan Luis Londoño Arias, mejor conocido como Maluma, compartió un video en su cuenta de Instagram el viernes donde aparece con Bastian, un joven con el que se le ha visto interactuar anteriormente, y la madre del joven.

Bastian ha recibido regalos del reggaetonero colombiano en el pasado. En diciembre de 2021, Maluma le regaló un teléfono inteligente.

En el video se puede ver el momento en el que Maluma se pasea por la residencia, mientras es acompañado por su fiel seguidor en una silla de ruedas.

Maluma le hace creer a su fan que lo había llevado a ese sitio porque quería saber su opinión sobre las renovaciones que pensaba hacerle.

“Bastian, entonces, te trajimos aquí para que nos des el visto bueno para este proyecto”, le dice el intérprete de “Felices los 4” al joven. “Bastian, te gusta esto acá, ¿o no?”, pregunta Maluma mientras recorrían el patio de la propiedad. El joven le responde: “Sí, está muy linda”.

Luego, Maluma le entrega a Bastian un folder con una página y le pidió que la leyera en voz alta. Y fue ahí donde sucedió la magia.

“Bastian, desde que te conocí, te dije que los sueños se hacen realidad. Bienvenido a tu nueva casa”, leyó el menor entre lágrimas.

Su conmovedora reacción provocó que su madre se emocionara también, y el mismo Maluma no pudo contener las lágrimas, mientras se apresuraban a darle un efusivo abrazo.

Segundos después, el cantante colombiano le entrega las llaves de la casa a Bastian.

“Voy a decir algunas palabras: lucha por tus sueños, los sueños se hacen realidad. No dejes de luchar. Tardan, pero llegan. Siempre, no dejes de luchar”, expresó el joven.

El video ha alcanzado hasta el momento en el que fue escrita esta nota más de 864 mil corazones y más de 25 mil comentarios de famosos y fanáticos, quienes reconocieron el noble gesto del nacido en Medellín.

“Estoy que salto en una pata”, concluye Bastian con una inmensa sonrisa.