(The Hill) — El primer esposo de Britney Spears, Jason Alexander, fue arrestado después de colarse en su boda el jueves cuando estaba lista para casarse con su pareja Sam Asghari.

En una transmisión en vivo de Instagram, se mostró a Alexander acercándose a la casa de Spears en Thousand Oaks, California, y entrando antes de que los agentes de seguridad lo detuvieran.

“No me pongas las manos encima”, se le escucha decir al inicio del video. “Por favor, no me pongas las manos encima”.

Continuó transmitiendo en vivo y salió de la casa, acercándose a una carpa de eventos.

“Oye, ¿dónde está Britney?” le preguntó a un transeúnte. “Soy Jason Alexander, su primer esposo, estoy aquí para arruinar la boda, hermano”.

Más tarde fue abordado por oficiales y arrestado por una orden de arresto fuera del condado, confirmó el departamento del alguacil del condado de Ventura a The Hill. La policía todavía está investigando la escena.

TMZ fue el primero en reportar el arresto.

Alexander y Spears se casaron en 2004 en Las Vegas. La pareja, que eran novios de la infancia, anuló la unión solo 55 horas después.

Spears se casaría el jueves con Asghari, su entrenador personal de 28 años. Será su tercer matrimonio.

Los dos se comprometieron en septiembre después de que Spears fuera liberada de su tutela de 13 años.