NUEVA YORK (AP) — El director Sam Raimi comenzó a sentir alivio la mañana después del estreno de “Doctor Strange in the Multiverse of Madness” (“Doctor Strange en el multiverso de la locura”).

La película, que debutó esta semana en cines de Estados Unidos y Latinoamérica, fue una carrera contrarreloj para el cineasta de 62 años, quien tomó el proyecto hace dos años y medio luego que Scott Derrickson lo abandonara por diferencias creativas. Raimi tuvo que rehacer el guion y a la vez cumplir con un calendario de filmación.

“Cada parte de este proceso cinematográfico ha sido genial, pero cada parte del proceso duró demasiado y se volvió demasiado intenso”, explicó Raimi en una entrevista vía Zoom desde Los Ángeles. “Me encanta escribir, pero la escritura nunca paró. Michael (Waldron) estuvo escribiendo el guion durante toda la producción. Y la filmación fue genial, pero luego tuvimos que hacer tomas adicionales. También debido al COVID, las cosas se prolongaron”.

El director Sam Raimi llega al estreno en Los Ángeles de “Doctor Strange in the Multiverse of Madness”, el lunes 2 de mayo de 2022 en El Capitan Theatre. (Foto de Jordan Strauss/Invision/AP Images)

“Pero ha sido genial”, agregó Raimi.

Incluso si su reingreso fue precipitado, “Doctor Strange in the Multiverse of Madness” de Marvel, que marca el inicio a la temporada de películas de verano (boreal) de Hollywood, anuncia el regreso de uno de los directores más queridos del género. Raimi creó la popular película de terror con un micropresupuesto “The Evil Dead” (“El despertar del diablo”) y sus secuelas de culto “The Evil Dead 2” (“El despertar del diablo 2”) y “Army of Darkness” (“El ejército de las tinieblas”), antes de que sus cintas de Spider-Man con Tobey Maguire ayudaran a abrir paso a la era de los superhéroes que vino después.

Y, un tanto milagrosamente, la nueva “Doctor Strange” es claramente una película de Sam Raimi, llena de terror juguetón, toques cómicos inteligentes y destellos alocados. Raimi le da algo de locura al multiverso.

La película es técnicamente la secuela de “Doctor Strange” de 2016. Pero han pasado tantas cosas en el universo de Marvel que involucran a Stephen Strange y su barba — “Avengers: Infinity War”, “Avengers: Endgame” y, sí, la más reciente entrega de “Spider-Man” — que “Doctor Strange” está completamente fuera de lugar en cuanto a continuidad. Uno no puede ver “Doctor Strange” y luego “Doctor Strange 2” y esperar que tenga sentido.

Esta imagen publicada por Marvel Studios muestra, desde la izquierda, a Xochitl Gomez como America Chavez, Benedict Wong como Wong y Benedict Cumberbatch como el Dr. Stephen Strange en una escena de “Doctor Strange in the Multiverse of Madness”. (Marvel Studios vía AP)

No sólo eso. Para comprender “Doctor Strange 2” también requiere tener un conocimiento superficial de “WandaVision”, la serie de nueve episodios de Disney+ que dura casi seis horas en total. Esto no es una sorpresa o una carga para los fanáticos de Marvel, pero sí parece ser mucho que pedir para el cinéfilo promedio (aunque quizás a este punto ya son lo mismo).