Vincent Jackson: exjugador de los Bucs que fue encontrado muerto en un hotel de Brandon tenía una contusión cerebral

Deportes
Vincent Jackson

FILE – In this June 14, 2016, file photo, Tampa Bay Buccaneers wide receiver Vincent Jackson (83) attends drills at an NFL football minicamp in Tampa, Fla. Florida authorities are looking into the death of former Buccaneers player Jackson, who was found dead Monday, Feb. 15, 2021, at a Florida hotel room. (AP Photo/Chris O’Meara, File)

TAMPA, Florida (WFLA) – Vincent Jackson, el exreceptor abierto de los Bucs y los Chargers que fue encontrado muerto en una habitación de un hotel en Brandon en febrero sufría una enfermedad cerebral degenerativa causada por un traumatismo craneoencefálico repetitivo, dijo su familia el jueves.

La familia de Jackson dijo en un comunicado de prensa que tenía encefalopatía traumática crónica o (CTE), un trastorno poco común que se ha encontrado en el cerebro de algunos atletas que practican deportes de contacto y sufren lesiones en la cabeza.

El trastorno no se comprende bien y solo se puede diagnosticar mediante una autopsia, ya que requiere evidencia de degeneración del tejido cerebral.

Los médicos dijeron que Jackson tenía CTE en etapa 2, como la mayoría de los jugadores de la NFL a quienes se les diagnosticó la enfermedad después de morir a los 20 y 30 años. Los signos y síntomas pueden incluir agresividad, impulsividad, explosividad, depresión, paranoia, ansiedad, función ejecutiva deficiente y pérdida de memoria. La etapa 4 es la más grave y generalmente se asocia con demencia.

“Vincent Jackson era un gigante amable, disciplinado y brillante cuya vida comenzó a cambiar a mediados de los 30. Se deprimió, con pérdida progresiva de la memoria, dificultades para resolver problemas, paranoia y, finalmente, un aislamiento social extremo”, dijo la Dra. Ann McKee, jefa de neuropatología del VA Boston Healthcare System y directora del BU CTE Center y del Banco de Cerebros de VA-BU-CLF. “Que su cerebro presentara CTE en etapa 2 ya no debería sorprendernos; estos resultados se han convertido en algo común. Lo sorprendente es que tantos jugadores de fútbol americano han muerto con CTE y tan poco se está haciendo para que el fútbol americano, en todos los niveles, sea más seguro al limitar el número de golpes subconmocionales repetitivos. CTE no desaparecerá si lo ignoramos, debemos abordar activamente el riesgo que representa el fútbol para la salud del cerebro y apoyar a los jugadores que están luchando”.

Jackson jugó 23 años de fútbol americano, comenzando a los 12 años. Jugó durante 12 temporadas en la NFL con los Buccaneers y Chargers, yendo a tres Pro Bowls antes de retirarse en 2018. Fue nominado para el premio Walter Payton Man of the Year cuatro de los cinco años que estuvo con los Bucs.

El 15 de febrero, un ama de llaves encontró el cuerpo de Jackson en el Homewood Suites, 10240 Palm River Road en Brandon. No hubo signos de trauma, dijeron los oficiales. Tenía 38 años.

“Vincent dedicó gran parte de su vida a ayudar a los demás. Incluso en su fallecimiento, sé que él querría continuar con ese mismo legado”, dijo Lindsey Jackson, la viuda de Vincent. “Al donar su cerebro al Banco de Cerebros VA-BU-CLF, esperamos seguir viendo avances en la investigación de CTE, permitiendo a los médicos diagnosticar la enfermedad en los vivos y, en última instancia, encontrar opciones de tratamiento en el futuro. Aún queda mucho por entender sobre la CTE y la educación es la clave para la prevención. La conversación sobre este tema debe ser más frecuente, y nuestra familia espera que otros se sientan cómodos y apoyados cuando hablen sobre el avance de CTE”.

Copyright 2022 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.